ANDORRA // FALTA DE SEGURIDAD EN EL ÁMBITO RURAL

Las Cortes exigen el cese de Zoido por los crímenes de Igor el Ruso

La negativa del PP a pactar un texto único eleva la dureza de la propuesta

D. CH. / F. V.

Las Cortes de Aragón pidieron ayer por partida doble la dimisión del ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, del delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, y del subdelegado del Gobierno en Teruel, José María Valero. Los diputados censuraron así su gestión en relación a los tres asesinatos perpetrados por Igor el Ruso el pasado mes de diciembre.

Fue la negativa del PP la que impidió que saliera adelante un texto de consenso en el únicamente se pedía la reprobación de estos cargos. Esta es la práctica habitual en la Cámara autonómica cuando se presentan varias iniciativas similares sobre un mismo tema. Sin embargo, y amparándose en el reglamento de las Cortes, el diputado Antonio Suárez impidió la votación del texto acordado entre PSOE, Podemos, IU y CHA. Esto provocó que se votaran cinco redacciones distintas que salieron adelante por separado con diversos grados de apoyo. Con unanimidad solo se aprobaron las de los socialistas y PAR.

Suárez se negó a apoyar las iniciativas de Podemos, CHA e izquierda Unida al considerar que intentaban «sacar rédito político, haciendo uso ilegítimo e indignante de una tragedia que ha costado la vida a tres personas».

El texto que se negó a apoyar el PP se pedía que en la revisión de las plantillas de policías nacionales y guardias civiles «se tengan en cuenta los criterios de extensión territorial y de grado de despoblación, con el fin de incrementar el número de miembros de estos cuerpos en provincias como Teruel, y en especial el número de guardias civiles pertenecientes a los Equipos Roca y de seguridad ciudadana».

También se reclamaba «mayor inversión en recursos materiales y dotaciones personales a disposición de los miembros y cuerpos de seguridad del estado en el ámbito rural» y que finalmente se pudiera tener acceso a toda la documentación relacionada con el caso.

Ante la falta de acuerdo, la diputada María Herrero (PAR) recordó la declaración institucional que aprobaron todos los partidos con representación en el Ayuntamiento de Andorra y pidió retrasar el pleno. Todos los grupos destacaron el trabajo de la Guardia Civil en el medio rural, pero hicieron hincapié en la falta de medios. La diputada del PSOE, Julia Vicente, reclamó «más información» sobre las actuaciones y lamentó que no se alertara a la ciudadanía sobre la peligrosidad del sujeto.

INDIGNACIÓN 

En la tribuna de público estuvieron presentes varios miembros de la plataforma de amigos de José Luis Iranzo, ganadero asesinado junto a los guardias civiles Víctor Romero y Víctor Caballero, quienes después del debate mostraron su indignación por el «vergonzoso» debate y por la incapacidad de los grupos de llegar a acuerdos en este asunto «tan trágico».

Outbrain