ESTAFA

Detenidos dos gerentes de una escuela de pilotos por estafar 220.000 euros


EL PERIÓDICO

EFE

La Guardia Civil ha detenido a un hombre y a una mujer, vecinos de Zaragoza, a quienes se acusa de haber estafado 220.000 euros a través de una escuela de pilotos que ofertaba cursos "online" para la formación de pilotos y habilitación para el Airbus A320 que nunca llegaron a realizarse.

La investigación se inició el pasado 31 de mayo tras la denuncia interpuesta por un perjudicado que había pagado 50.000 euros para un curso de formación de pilotos en una empresa radicada en el barrio de Garrapinillos en Zaragoza que no le devolvieron tras anularse la formación.

La empresa, constituida a comienzos del año 2015, se dedicaba a ofertar servicios de intermediación entre compañías aéreas, operadoras aéreas, pilotos profesionales y tripulantes de cabina, y posteriormente cursos online para entrenamiento de vuelo dirigidos a pilotos profesionales ya habilitados y no habilitados, tanto para personas residentes en España como en otros países.

Compañía que en el transcurso de la investigación llegó a cambiar de nombre y ubicación hasta en dos ocasiones pero manteniendo la misma actividad, informan dichas fuentes.

Durante el proceso, los investigadores localizaron hasta siete personas que supuestamente fueron estafadas por la empresa investigada y con el mismo "modus operandi", residentes en diferentes provincias españolas (Zaragoza, Alicante, Santa Cruz de Tenerife, Madrid) e incluso una de ellas en Kenia.

También se tiene constancia de la existencia de más perjudicados residentes en otros países a los que no ha sido posible localizar hasta el momento.

Según la Guardia Civil, los supuestos contratos que la empresa tenía con compañías aéreas para facilitar pilotos una vez formados tampoco llegaron a entrar en vigor.

Durante el cambio de nombre de las empresas, los agentes detectaron numerosos movimientos bancarios de los dos gerentes para pagos de actividades de ocio y transporte para su uso particular, lo que demuestra que "se lucraban del dinero obtenido en las supuestas estafas cometidas".

Los afectados habían contratado a través de dicha empresa cursos para formación de pilotos por los que debían abonar, en concepto de matrícula, una cantidad que oscilaba entre los 5.000 y 6.000 euros, mientras que el precio del curso completo variaba, en función de fechas de realización y ofertas, entre los 34.000 y 74.000 euros.

Los cursos se anulaban días antes de iniciarse y no llegaron a realizarse en ninguno de los casos denunciados, sin que se les devolviera lo abonado, con excepción de en un caso.

Los dos gerentes, que ya han pasado a disposición judicial, fueron detenidos el pasado 24 de octubre acusados de un presunto delito continuado de estafa. A la mujer le constan antecedentes policiales por hechos similares.

Outbrain