INTERVENCIÓN DE LA POLICÍA LOCAL Y LOS BOMBEROS DE ZARAGOZA

Dos ‘colgados’ sospechosos

Detenida una pareja de jóvenes por destrozar el cuadro de mandos de un ascensor en el que quedaron atrapados H Sus excusas hacen sospechar que iban a robar trasteros, pero no hay pruebas

F. MANTECÓN

Dos jóvenes de 18 y 20 años fueron rescatados ayer de madrugada de un ascensor en el que se habían quedado atrapados, en el barrio zaragozano del Actur. Lo que hubiera sido una intervención convencional de los Bomberos de Zaragoza requirió finalmente la intervención de la Policía Local, para detener a la pareja por los destrozos causados en el elevador. Fueron arrestados por un delito de daños, aunque los agentes tuvieron fuertes sospechas de que en realidad lo que pretendían era robar en los trasteros de la comunidad, con poca habilidad.

Los bomberos recibieron el aviso poco antes de las 2.00 horas, proveniente de una comunidad de vecinos de la calle Averroes, en el citado barrio de la margen izquierda zaragozana.

Inicialmente se trataba de un convencional rescate de personas colgadas en el ascensor, pero al entrar en el montacargas descubrieron que los dos jóvenes atrapados habían dañado gravemente el cuadro de mandos del aparato. De hecho, no quedaba muy claro si dañaron el cuadro al manipularlo para intentar salir, o bien el ascensor se atascó precisamente debido a la manipulación del cuadro de mandos.

Sea como fuere, en el lugar se personó la Policía Local, y al pedir explicaciones por los hechos a la pareja detenida, los jóvenes, identificados como L. R. B., de 20 años de edad, y A. Z. A., de 18, argumentaron que se estaban marchando de casa de un amigo que vivía en el inmueble. Pero los datos que dieron del mismo eran falsos, según coincidieron los vecinos consultados, que no conocían ni a los rescatados ni al supuesto colega al que habían ido a visitar a horas intempestivas.

Mientras, el técnico que se dispuso a reparar el ascensor valoró los daños, inicialmente, en unos mil euros, según fuentes consultadas. Si los detenidos llegaran a ser juzgados y condenados por los destrozos, como todo parece indicar, tendrán que abonar la factura además de una probable multa.

Combinando la excusa falsa, el horario y la mecánica del incidente, todo apunta a que la pareja lo que pretendía era acceder a los trasteros a través del ascensor, y dado que no eran vecinos del inmueble ni tenían llave intentaron manipular el cuadro de mandos para bajar al garaje. Pero el elevador defendió a la comunidad de vecinos dejando atrapados a los dos asaltantes. En cualquier caso y por muy sospechosas que sean las circunstancias, se librarán de afrontar un proceso penal por la supuesta tentativa de robo con fuerza.

Outbrain