CAMPAÑA INFORMATIVA EN ZARAGOZA

Santisteve respalda el polémico folleto sobre el consumo de drogas

La DGA revisará el contenido de las guías de Consumo Conciencia que ha subvencionado. El portavoz del PP en el Congreso exige su retirada y Podemos defiende la publicación

El coordinador de Consumo Conciencia, Javier Sánchez, ayer en la Federación de Barrios de Zaragoza.
JAIME GALINDO

CARLOTA GOMAR

Pedro Santisteve respaldó ayer el polémico folleto sobre el consumo de drogas que incluye, entre otras cosas, consejos sobre cómo meterse una raya de cocaína o speed. Financiada por la junta municipal del Casco Histórico y elaborada por Consumo Conciencia, esta guía informativa sobre diferentes tipos de sustancias generó una ambiente de crispación no solo en el Ayuntamiento de Zaragoza, sino en las Cortes de Aragón e incluso en el Congreso de los Diputados. Desde la DGA informaron ayer que van a revisar todas las publicaciones de Consumo Conciencia que ha subvencionado el Gobierno de Aragón para constatar que son «adecuadas», aunque Salud Pública no distribuye ni hace uso de estos materiales.

Quien no tiene dudas de que la guía es correcta es el alcalde de Zaragoza, que ayer negó «radicalmente» que fomente el consumo de drogas. «Es el momento de afrontar este problema desde la reducción de los riesgos», explicó Santisteve. Y este es el objetivo de Drogas, el mundo, el barrio, como defendió ayer en EL PERIÓDICO el coordinador del proyecto, Javier Sánchez.

Tanto el alcalde como Sánchez explicaron que se trata de una herramienta de trabajo dirigida a trabajadores sociales y educadores y Santisteve negó que esté dirigida a un «público joven». Una afirmación que entra en contradicción con la memoria del proyecto presentada por Consumo Conciencia para acceder a la subvención de los presupuestos participativos de la junta municipal, de 1966 euros. En el texto se concreta que está destinada a los jóvenes y que se va a distribuir por las casas de juventud, como ayer confirmó el propio Sánchez, que explicó que también se había entregado en las asociaciones vecinales y centros cívicos del Casco Histórico, aunque desde el Gobierno de Zaragoza en Común (ZeC) aseguraron que no había llegado a las casas de juventud.

ACCESIBLE

El alcalde rechazó que este documento sea accesible para todos ya que son solo los expertos los que se encargan de distribuirlo. Sin embargo, en torno a las 12.30 horas de ayer, EL PERIÓDICO pudo obtener la guía en la oficina del Plan Integral del Casco Histórico (PICH), donde, según la presidenta del PICH, solo «está para el personal de la oficina». Casualmente, escasos minutos después, cuando otros medios de comunicación trataron de hacer lo mismo, la torre de folletos había desaparecido. Pese a este hecho, desde el Gobierno municipal negaron que se diera la orden de retirarlos, como así solicitó el PP y que ayer, el portavoz popular en el Congreso, Rafael Hernando, volvió a exigir a Santisteve, tras calificar de «deplorable» el folleto y asegurar que «banaliza» el consumo de drogas.

El alcalde recordó que durante sus 30 años como abogado asistió «al fallecimiento de más de 10.000 jóvenes de la periferia de los barrios obreros que murieron por falta de políticas informativas en materia de administración de este tipo de sustancias», como la actual guía. Desde el PP, Jorge Azcón, solició una comisión extraordinaria para debatir de forma monográfica sobre este asunto, dado que a su juicio esta guía «fomenta las drogas» al dirigirse al público en general. También PSOE y Cs pidieron su retirada. Desde la formación naranja solicitaron al alcalde la convocatoria de una junta de portavoces extraordinaria y sus asesores jurídicos estudiarán si hay delito.

Para el consejero de Presidencia de la DGA, Vicente Guillén, el folleto contiene «material inadecuado» y no está «bien orientado». Criticó que la línea entre ser «un concejal o un alcalde guay o ser frívolo es muy limitada. La frivolidad no es buena consejera para cualquier representante público», enfatizó. En el Congreso, la portavoz de Podemos, Montero, aseguró que el folleto está «pensado para expertos que se dedican a trabajar con personas consumidoras para ayudar a prevenir el consumo. Pensar que lo fomenta es no tener ni idea».

Outbrain