Sala de máquinas

Los mejores momentos de la mujer invisible

Juan Bolea

Las reivindicaciones feministas están poniendo de manifiesto una larga serie de discriminaciones e injusticias que afectan a la mujer española. No tan europea, al parecer, ni evolucionada, si tenemos en cuenta las diferencias salariales y lo limitado de sus esferas de poder.

Hay cambio, no obstante, hay novedades, y una soterrada y constante lucha que ha producido, está produciendo interesantes variantes. En el aspecto demográfico y social emerge un nuevo tipo de mujer, independiente, profesional, capaz de imprimir personalidad y rumbo a su vida sin la tradicional dependencia del varón, pero expuesta a factores de competitividad y resistencia, de insolidaridad o incomprensión, o de nuevos atractivos que lógicamente afectarán sus afectos, su vida doméstica, ocio y costumbres.

Cuando esa mujer nueva, dotada de mayores recursos, envejece, debe enfrentarse, como le ocurre al hombre, a una realidad menos brillante y vibrante. A veces, la sombra de la depresión o de la derrota oscurece el avance hacia la tercera edad, hacia esa sesentena condicionada por la jubilación y un nuevo cambio de vida.

Para sobrellevar estos tránsitos con la mejor de las disposiciones y sin perder en ningún momento el sentido del humor resulta recomendable dejarse confortar por libros como La mujer invisible de Helen Walmsley-Johnson (Seda editorial). Un libro que habla acerca de cómo envejecer. Un libro que insiste en cómo no evitarlo. Un libro que propone disfrutar en esa edad y seguir creciendo en el ámbito personal.

La autora, columnista de The Guardian, donde dirige la sección titulada The vintage years, es una experta en temas relacionados con el feminismo, el mundo laboral de las mujeres o los problemas del hogar, desde el abandono hasta el mal trato, tan frecuente en Reino Unido, por desgracia, como en España. Es en Inglaterra, sin embargo, donde se está detectando un mayor número de mujeres que, a partir de los 40 años, deciden vivir solas, acogiéndose al régimen de una vivienda unipersonal y organizando su mundo en torno a un principio de cierto aislamiento que, sin embargo, les traerá problemas de llegar a convertirse en una manifestación de soledad.

El libro La mujer invisible aborda el envejecimiento desde diversos puntos de vista, financiero, laboral, amoroso... Procurando insuflar optimismo y una visión positiva.

Outbrain