PATRIMONIO 3 BIEN DE INTERÉS CULTURAL

El alfarje de la ermita de Cabañas se consolidará

Una ayuda de la DPZ permitirá tratar la madera de la techumbre

LA CRÓNICA

El Ayuntamiento de La Almunia de Doña Godina va a sacar próximamente a licitación la consolidación de una importante pieza del patrimonio municipal. Se trata del alfarje mudéjar del coro de la ermita de Cabañas, una pieza declarada Bien de Interés Cultural y que cuenta con la declaración de Patrimonio de la Humanidad junto con el resto del mudéjar aragonés.

El alfarje o techumbre mudéjar data del siglo XIV y forma parte de un conjunto excepcional de titularidad municipal: la ermita de Nuestra Señora de Cabañas. La ermita es el único resto de la población medieval de Cabañas, antecedente de La Almunia. Se trata de un templo románico que acoge en su interior una pila bautismal románica, un excepcional conjunto de pintura mural gótica y el alfarje mudéjar del coro.

El Ayuntamiento de La Almunia incluyó una partida de 32.000€ en su presupuesto para llevar a cabo los trabajos, aunque en los últimos días se ha conocido que se va a beneficiar de una subvención de la Diputación de Zaragoza para la rehabilitación de bienes histórico artísticos de titularidad municipal. Así, del total de casi 32.000€ que se prevé invertir, la DPZ subvencionará el 70%, casi 22.000 de los que 9.000 corresponden al presente ejercicio y el resto al de 2019.

Según la memoria valorada de la que dispone el municipio, los trabajos van a consistir en la realización de un completo estudio gráfico que documente posibles alteraciones en el alfarje y una serie de análisis y catas para marcar las pautas de la intervención. La actuación prevista sustituirá el solado del piso del coro, realizado en mortero, ya que está generando problemas de deformación en la estructura. En su lugar se instalará un tablero de madera. También se tratará con productos insecticidas y fungicidas para eliminar problemas de plagas y se corregirán los movimientos de las tablas. Si fuese necesario, se desmontará la estructura para su tratamiento y posterior montaje. Por último, se intervendrá en grietas graves que puedan afectar a la estructura en el futuro, y se repondrán faltas de fragmentos de tabicas.

El alfarje del coro de Cabañas está compuesto por tres jácenas (vigas principales) y dieciocho jaldetas (viguetas secundarias), con tabicas decoradas con escudos de los pobladores de Cabañas y figuras de animales. En el frente hacia la nave hay un voladizo sobre 14 canes, y sobre él el antepecho del coro formado por paneles de celosía de lazo formando estrellas de ocho puntas; se conservan los dos paneles centrales, mientras que los dos laterales han sido sustituidos por tablas de silueta abalaustrada. El alfarje es de una gran belleza y forma un conjunto único con la pila y las pinturas murales funerarias que se ubican a sus pies, siendo una de las imágenes icónicas de la villa.

Para el primer teniente de alcalde y concejal de Economía, Hacienda, Patrimonio y Personal, Juan José Moreno, «la consolidación del alfarje es la primera actuación de importancia en el conjunto que vamos a desarrollar, tras anteriores trabajos en iluminación y mantenimiento del entorno». Moreno explica que se ha comenzado por este dados los daños que las plagas y otros problemas estructurales estaban ocasionando. «En el futuro queremos seguir consolidando este importante patrimonio, actuando sobre la pila bautismal, las pinturas murales e incluso sacando a la luz los vestigios históricos que se encuentran en el entorno de la ermita», afirmó. T

Outbrain