AZUARA 3 CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO

Acaban las primeras obras en el yacimiento de La Malena

La cubierta que protegerá los restos romanos va tomando forma de cara a hacer visitable la zona próximamente

Las diferentes estancias se protegerán con una cubierta y cerramientos laterales.
SERVICIO ESPECIAL

LA CRÓNICA cronicas@aragon.elperiodico.com

La cubierta del yacimiento romano de La Malena en Azuara va tomando forma. La estancia 26, donde se encuentra el mosaico de Las Bodas de Cadmo y Harmonía, considerado una obra cumbre de la musivaria romana en España, será la primera en cubrirse para próximamente ser visitable y trabajar también en su conservación.

Es el primer e importante paso en el proyecto de reconstrucción volumétrica que el Gobierno de Aragón continuará en 2018. Se trata de una solución que conservará y protegerá este bien patrimonial y que permitirá su apertura al público. Este primer paso se ha visto apoyado en 2017 con las labores de mantenimiento y limpieza en el yacimiento en colaboración con el Ayuntamiento de Azuara y con vecinos de la localidad.

Con este proyecto global se quiere conseguir la conservación de los numerosos e importantes mosaicos, pavimentos y restos de pintura mural. La reconstrucción volumétrica se ha centrado en plantear un sistema de cubierta y cerramiento lateral que garantice la protección del yacimiento excavado, permitiendo la restauración de los restos arqueológicos in situ. Un planteamiento innovador, una solución singular que pocas veces se ha llevado a cabo, ya que en otros yacimientos la protección se suele limitar a la cubierta del mismo, sin cerramientos laterales.

De esta forma, una vez concluidos los trabajos, se incluirán recorridos para su visita, salvaguardando los espacios donde se ubica suelo de mosaico y creando plataformas de aproximación desde las estancias que carecen del mismo para permitir la observación de prácticamente toda la villa a los visitantes.

El Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón también contempla adecuar un espacio de servicios para acoger a los visitantes y que dará acceso al yacimiento, así como un aparcamiento de vehículos, y un área de recreo externa al recinto arqueológico en la zona más próxima al río Cámaras, debido a su atractivo natural.

Joaquín Alconchel, alcalde de Azuara, destaca la importancia de estos trabajos que suponen la recuperación, ya no solo para los azuarinos si no para todo el mundo, de este riquísimo patrimonio y destaca la labor realizada desde la Dirección General de Patrimonio con Nacho Escuín al frente, con quien se ha reunido en distintas ocasiones para empujar y fortalecer este proyecto, así como la labor indispensable de los vecinos de Azuara que podrán recuperar, disfrutar y enorgullecerse de la Villa Romana de La Malena. T

Outbrain