INFRAESTRUCTURAS 3 GRAN ACTIVIDAD EN LA RECTA FINAL DEL AÑO

Finalizan las obras en la calle Llorente y la Ronda de la Villa

El consistorio está actuando en las vías urbanas que tenían un mayor deterioro

LA CRÓNICA cronicas@aragon.elperiodico.com

El Ayuntamiento de Longares finalizó el año con una intensa actividad en lo que a obras se refiere, con la ejecución de la pavimentación y urbanización de la calle Bartolomé Llorente y la renovación de la red de abastecimiento de un tramo de la Ronda de la Villa.

El objeto de las obras en la calle Llorente, que contaron con un presupuesto de 61.000 euros, fue sustituir el firme debido a su mal estado y, a su vez, renovar las redes de abastecimiento y saneamiento de esta zona del casco urbano del municipio. Además, y al igual que en otras calles ejecutadas con anterioridad y que también carecían de ello, se instalaron sumideros a lo largo de todo el trazado, para recoger las aguas de lluvia en la superficie de la calzada.

Las obras, ejecutadas por la empresa de construcciones Virgen de la Fuente, afectaron a una superficie aproximada de 480 metros cuadrados, y estaban subvencionadas por la Diputación Provincial de Zaragoza a través de su Plan de inversiones financieramente sostenibles del ejercicio 2017, contando también con financiación del propio ayuntamiento, así como de los vecinos afectados a través de contribuciones especiales.

Desde el consistorio longarino indican que este tipo de actuaciones era uno de los objetivos marcados al comienzo del presente mandato, dado el deterioro que sufrían algunas zonas del casco urbano, y van a continuar invirtiendo en este sentido, porque todavía quedan zonas en bastante mal estado que no se renuevan desde hace mucho tiempo. De hecho, en las próximas semanas está previsto acometer la renovación de la calle Badenas, quedando para el verano las obras en la calle Don Diego Escolano y en la plaza de la Iglesia.

Por otra parte, entre finales de diciembre y principios de este mes de enero se llevó a cabo la renovación de la red de abastecimiento en el tramo de la Ronda de la Villa comprendido entre la Puerta de Valencia y la Puerta Baja. Este tramo no se renovaba desde su instalación hace ya más de tres décadas, por lo que se ha aprovechado para incrementar el diámetro de la tubería, pasando de los 63 milímetros de la antigua, a una nueva de 140 milímetros, con las consiguientes mejoras en el servicio para los vecinos de la zona, además de eliminar las constantes averías de la red en dicho tramo. Además se ha dotado al recinto de las piscinas de una nueva acometida para mejorar su funcionamiento.

Las obras fueron ejecutadas por la empresa Vilorfam, contando con la financiación de la Diputación Provincial de Zaragoza. T

Outbrain