Samca impulsa la primera terminal ferroviaria de grano de Aragón

El nuevo apartadero de Monzón gestionará 200.000 toneladas anuales de mercancía. El grupo invierte 4,5 millones de euros en su nueva línea de negocio AgroTIM

Los representantes de Samca, Saica, BSH, JCV, Logirail y Comsa, ayer en la Cámara de Comercio de Zaragoza.
JAIME GALINDO

ALICIA GRACIA

El proyecto del grupo aragonés Samca para convertir la Terminal Intermodal de Monzón (TIM) en un hub logístico da otro paso más. La firma está construyendo una nueva instalación anexa a la ya existente para desarrollar una nueva línea de negocio: AgroTIM. Las nuevas instalaciones, en construcción y que la empresa de la familia Luengo tiene previsto poner en marcha este verano, se convertirá en la primera terminal ferroviaria de grano de Aragón. Así lo anunció ayer el director de logística del grupo Samca, Daniel Larriba, en una jornada de la Cámara de Comercio de Zaragoza que analizó la oferta y demanda del transporte ferroviario de mercancías en la comunidad.

La nueva terminal ferroviaria, en la que Samca ha invertido 4,5 millones de euros, nace como «alternativa de transporte para el sector agroalimentario», señaló Larriba, que recordó que la TIM «permite tener suficiente estoc para abastecer de materia prima al tejido industrial del Somontano, La Litera y Cinca Medio» y, así, «abaratar costes». En ese sentido, Larriba destacó que la terminal «busca reforzar el sector agroalimentario y eliminar la dependencia del transporte de mercancías por carretera», indicó Larriba.

En la terminal no solo se recepcionarán y cargarán mercancías, sino que también habrá un espacio de almacenaje, que se distribuirá en cinco compartimentos y tendrá una capacidad de 15.000 toneladas de producto. Por su parte, AgroTIM prevé mover más de 200.000 toneladas anuales de producto.

Este apartadero, que se sumará al que está en marcha, reforzará la apuesta de Samca por la TIM. Desde el pasado diciembre, un tren regular de productos agroalimentarios une el Puerto de Tarragona con Monzón en una expedición semanal que carga 700 toneladas por viaje, operada por Renfe Mercancías. En total, la TIM, que se puso en marcha en el 2011 con una inversión de 9 millones de euros, tiene una capacidad para recibir 240.000 toneladas de mercancías al año y para enviar 200.000.

El grupo facturó el año pasado 850 millones de euros, invirtió 50 millones en transporte y realizó 175.000 expediciones a través de sus 35 centros. El 8% de su facturación lo destinó a logística como apuesta estratégica.

Outbrain