Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

La vorágine financiera.

El 72% de las firmas de Aragón se ve "muy afectado" por la crisis

Un sondeo de la CREA refleja que casi el 30% prevé recortar su plantilla fija.La caída de la demanda y el aumento de la morosidad son los principales problemas.

A. EZQUERRAA. EZQUERRA
08/11/2008

 

Pequeña, con menos de 50 trabajadores, perteneciente al sector de la construcción, con falta de pedidos y con problemas de financiación. Este es el perfil de empresa más afectada por la crisis en Aragón según una encuesta realizada por la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA) difundida ayer. Las consecuencias negativas más mencionadas son la caída de los pedidos nacionales, el aumento de la morosidad de los clientes, la dificultad para financiar las inversiones y la falta de capital circulante. El 55,4% de los empresarios considera que la crisis se prolongará más allá del 2009, mientras que el 33% espera que acabe a finales del año que viene y el 10,2%, a mediados.

El sondeo, elaborado a partir de las respuestas de 294 empresas, se llevó a cabo durante la cuarta semana de octubre, cuando ya se confirmaba la magnitud de la crisis económica. Está dividido en cuatro bloques: la afección particular de la crisis, la evolución que se prevé de ésta, su duración y los riesgos y oportunidades que presenta. La mayoría de las empresas consultadas tienen "una profunda sensación de crisis", afirmó Rosa Santos, secretaria general de la CREA. "Los sectores más afectados son la construcción y la industria secundaria, mientras que las más optimistas son las microempresas (con menos de 10 trabajadores)", explicó. En cuanto a los principales problemas que deben afrontar, las compañías aragonesas señalan, por orden, la caída de la demanda interna, la morosidad de sus clientes y las dificultades de financiación, lo que les genera problemas de liquidez.

Respecto al futuro, confiesan tener "una fuerte preocupación" para los próximos meses, tanto en producción como en ventas. "Se indica una tendencia al estancamiento de los precios y un esfuerzo grandísimo por mantener el empleo estable", señaló Santos. En este sentido, la secretaria general de la CREA se refirió a la aplicación de los expedientes de regulación de empleo, que tanto proliferan últimamente, como "un instrumento muy tutelado por las autoridades que permite adaptar las horas de trabajo a la demanda del momento y que, en su mayoría, son de suspensión, no de extinción", defendió. Santos demostró sus palabras con datos oficiales: en lo que va de año, en Aragón se han presentado 197 expedientes, de los que 149 son de suspensión temporal de actividad. Sin embargo, el 29,3% de las empresas prevé reducir su plantilla fija.

MÁS INVERSIÓN EN MÁRKETING En cuanto a las inversiones, las firmas revelan en la encuesta que hay una "tendencia clara a su disminución", aunque aumentan las previstas a aspectos comerciales, de márketing e innovación. También apuestan "claramente" por el alargamiento de la crisis durante más de un año y, del mismo modo, hay unanimidad en todos los participantes al afirmar que "presenta más riesgos que oportunidades" y que pone en peligro las inversiones y el empleo.

El presidente de la CREA, Jesús Morte, insistió en la necesidad de "dejar de observar la crisis y hacer algo cuanto antes" porque, a su juicio, "hemos perdido demasiado tiempo". Morte admitió que la responsabilidad de los empresarios es "mantener el empleo por encima de cualquier otra cuestión" y propuso lograr dos objetivos: que el desarrollo económico y social del país no caiga y ayudar a los más desfavorecidos. "Si los cumplimos, las medidas que pongamos en práctica serán positivas para salir de la crisis, aunque, de momento, solo están expuestas sobre el papel", se lamentó. Asimismo, abogó por "ser optimista" y recordó que "en Aragón se siguen pagando cada mes 638.000 nóminas".