Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

Las Fuentes.

Acuerdo unánime para pedir el antiguo colegio Tomás Alvira

EL PERIÓDICOEL PERIÓDICO
03/06/2010

 

Los cuatro grupos políticos con representación en la Junta de Distrito de Las Fuentes (PSOE, PP, PAR y CHA) aprobaron ayer por unanimidad reclamar la desafectación de uso del antiguo colegio público Tomás Alvira. Así lo confirmó ayer el presidente del distrito de Las Fuentes, el concejal socialista Laureano Garín, quien recordó la "carencia absoluta" de locales municipales en este populoso barrio de la capital aragonesa.

Garín recordó que la Junta de Distrito ya se dirigió por escrito al servicio provincial de Educación del Gobierno de Aragón en el año 2005 para reclamar este espacio público. Hace cinco años, la respuesta del Ejecutivo autonómico fue que no era posible acceder a la petición vecinal al considerar que resultaba aconsejable que dichas instalaciones permaneciesen vinculadas con el servicio público educativo. En cualquier caso, deberá ser el área de Educación y Acción Social del Ayuntamiento de Zaragoza la que autorice la cesión de estos suelos al distrito de Las Fuentes.

AVANCE El concejal socialista explicó que hace poco tiempo tuvo conocimiento de que el servicio provincial de Educación había expresado "oralmente" la desafectación del antiguo colegio público y, por ello, la Junta de Distrito ha vuelto a retomar esta solicitud con el objetivo de conseguir estos terrenos para el barrio. Laureano Garín apuntó que las asociaciones vecinales, culturales, deportivas y sociales del distrito carecen de espacio para poder desarrollar sus actividades e insistió en que este equipamiento educativo podría servir de "desahogo" para todos los colectivos.

Las Fuentes es un barrio que se desarrolló en los años 50 y 60 del siglo pasado que cuenta en la actualidad con unos 25.000 vecinos. La falta de edificios públicos para organizar actividades para los residentes es una de las principales carencias de este distrito zaragozano.