+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Palabra de honor

Amalia Barrachina : "Mi madre era modista y mi padre pintor: soy diseñadora"

Es diseñadora: www.amalia-barrachina.blogspot.com. Se ha preparado a conciencia para adquirir una perfecta técnica. De ahí surgen creaciones personales que se mostrarán pronto en su nuevo local.

 

Amalia Barrachina : 'Mi madre era modista y mi padre pintor: soy diseñadora' -

Joaquín Carbonell
03/07/2012

--Usted creció con una aguja.

--Sí, en realidad más con una máquina de coser. Con tres años ya le daba al pedal.

--Tanto que le regalaron una maquinita de juguete.

--Eso es; y como no era de verdad la tiré por la ventana. De manera literal. Y le conté a mi madre que se había roto.

--¿Por qué esa pasión por coser?

--No tanto por coser como por crear. Mi madre era modista y mi padre pintor. Lo artístico me viene de mi padre y la técnica de mi madre.

--Y salió de casa para aprender.

--Es fundamental estar bien formada, tener conocimientos para poder elegir a tu gusto. Realmente no aprendí mucho de patronaje y confección, pero en el tema de moda te enseñan cosas sobre tendencias, que es muy importante. Por eso estudié Historia del Arte.

--Bueno, pues ya es toda una experta: ¿y ahora qué?

--Ya hice alguna colaboración en Barcelona para un anuncio de Isabel Coixet. Yo hago dos colecciones anuales, una más llevable, más de calle, aparentemente sencilla, pero muy trabajada. Y otra colección más artística, más para fotografías, exposiciones...

--¿Es buen momento para dedicarse a este negocio?

--Depende: creo que para las firmas grandes es difícil, pero para la gente que está empezando puede ser un buen momento: una prenda especial, como un capricho, que no te importa permitírtelo. Además son prendas atemporales, que siempre te la vas a poder poner.

--¿La podemos definir como joven emprendedora?

--Sí, estoy en ello... Ahora voy a trabajar en La Armas, con tienda abierta al público y voy a impartir talleres de experimentación, a los que vendrán algunos amigos de Londres a colaborar.

--La veo muy positiva.

--Yo siempre soy positiva. ¿Por qué no? Los gustos no cambian aunque estemos en crisis. De pronto tienes algo que celebrar y te esfuerzas en tener una prenda que te gusta.

--¿La moda personalizada es muy cara?

--Noooo. No demasiado. Depende del trabajo que lleven y de la calidad de los tejidos. La clienta sabe apreciar, porque siempre trabajo con calidades. Estoy tan habituada a trabajar con rigor que no puedo permitir un mal acabado. Para que lo entiendas: mis prendas están tan bien acabadas que se pueden poner del revés. Soy muy detallista.

--Berlín...

--Estoy preparando una exposición para octubre. No sé el sitio todavía pero será en colaboración con un DJ, y tendrá un componente cultural.