+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ORIHUELA DEL TREMEDAL // EFECTO DE LAS NEVADAS

El ayuntamiento retira sin ayuda los pinos caídos

La DGA manifestó que carece de recursos, según la alcaldesa

 

Pinos caídos por efecto del peso de la nieve en un paraje próximo al pueblo de Orihuela del Tremedal. - AYTO. DE ORIHUELA DEL TREMEDAL

F. V.
13/06/2018

Los montes del término de Orihuela del Tremedal, en la sierra de Albarracín, están llenos de pinos caídos como consecuencia de las nevadas tardías de esta primavera. Y el ayuntamiento de la localidad protesta porque va a tener que hacerse cargo en solitario de la retirada de unos 20.000 troncos cruzados sobre los caminos, en las áreas de recreo y en lugares de difícil acceso.

Al principio, una cuadrilla de la DGA trabajó para llevarse los árboles que había tumbados junto a la carretera autonómica que lleva a Orihuela. Pero desde entonces, según la alcaldesa, Rosa María Sánchez, «el hecho cierto es que el ayuntamiento está afrontando por su cuenta la limpieza de los pinos».

El coste de esta larga y compleja tarea alcanzará los 20.000 euros, una suma que resulta gravosa para el municipio. En opinión de la regidora, la inhibición de las autoridades autonómicas se debe a que el director general de Gestión Forestal, Ángel Berzosa, manifestó tiempo atrás que el Gobierno de Aragón carecía de partidas económicas específicas para este suceso.

El ayuntamiento ha tenido que tomar la iniciativa, que ha acometido dentro de sus posibilidades económicas y que la alcaldesa califica de «insuficientes». De momento, el grueso del trabajo se centra en la zonas más próximas al pueblo que quieren dejar despejadas antes de que llegue la temporada estival, cuando miles de visitantes recorren los parajes de la sierra de Albarracín.

Además, la corporación local ha dado pasos para que el municipio sea declarado zona catastrófica, dado que la explotación de la madera es uno de sus principales recursos. Ahora, en combinación con las empresas maderistas, se trata de buscar un destino a los árboles caídos.

En cualquier caso, estos ejemplares no pueden quedarse donde están, dado que aumenta el riesgo de incendios forestales y además atraen a las plagas de insectos, por no hablar del negativo impacto en el paisaje.

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.

   
1 Comentario
01

Por Coocun 15:48 - 13.06.2018

Resulta cargante ver que solo se habla de ayudas, subvenciones, prestamos a interés cero avalados por las AAPP, indemnizaciones......todo ello del dinero del saco común. Un país de subvencionados al tuntún, nunca saldrá adelante. En este caso, imagino que puede haber un aprovechamiento de la madera y dejar limpio el monte, cosa de la que se quejan en muchas zonas cuando la administración competente no lo permite. No se trata de dejar a nadie tirado, pero que los dineros públicos se inviertan y se entreguen donde y a quien necesite una ayuda.