+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Beamonte defiende ante Rajoy la postura firme de Aragón

El líder aragonés y el de Murcia intercambian impresiones en Génova

 

A. I. I.
13/02/2018

El presidente del PP de Aragón, Luis María Beamonte, tomó ayer la palabra en el encuentro que mantuvo el líder del partido, Mariano Rajoy, con los máximos responsables autonómicos de la formación, para defender la posición aragonesa en el debate hídrico. También lo hizo el presidente de Murcia, Fernando López Miras, para defender las necesidades de agua de su comunidad autónoma. En ningún caso, indicaron fuentes del partido, citó la palabra trasvase, aunque desde la comunidad murciana no descartan las transferencias hídricas entre cuencas en el caso de que estas sean necesarias.

Beamonte dijo «comprender» que cada comunidad autónoma defienda sus «propios intereses», pero recordó la negativa del PP aragonés a los trasvases y el mandato del Estatuto de Autonomía de Aragón, que obliga a una reserva hídrica para los usos presentes y futuros de la comunidad de 6.550 hectómetros cúbicos. Asimismo, defendió la necesidad «de que se cumpla íntegramente con el Pacto del Agua», por lo que dijo que «lo prioritario es construir las infraestructuras hidráulicas que necesita Aragón y que están acordadas» en ese mismo pacto.

La posición del partido, explicada también en los últimos meses por la ministra, es llegar a un gran pacto nacional del agua donde el consenso prime entre comunidades autónomas, usuarios y colectivos. A priori, desde el ministerio no se descarta ninguna opción, tampoco los trasvases. Así lo dijo recientemente en una entrevista concedida a EL PERIÓDICO y reiteró este mismo fin de semana en otra concedida a la Agencia Colpisa. En ella es clara al asegurar: «Todas las comunidades estarán mejor con un pacto sobre trasvases que sin él». En esa misma entrevista, la ministra Isabel García Tejerina afirma: «Tenemos un objetivo de que todas las comunidades estén mejor con un pacto que sin él. En un país como España es muy importante saber que no se puede decir no a ninguna fuente de agua y da lo mismo hablar de desalación, reutilización o de trasvases».