Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

CONTROVERSIA SANITARIA SOBRE UN NUEVO PRODUCTO.

Los cigarrillos electrónicos llegan a España con polémica

Sanidad los ha rechazado como terapia y los médicos piden su retirada.Los expertos ven "la pata de la industria tabacalera" detrás del pitillo mecánico.

ANTONIO M. YAGÜEANTONIO M. YAGÜE
24/02/2008

 

Ante las restrictivas leyes europeas, la industria tabacalera trata de buscar métodos para que la gente consuma sus productos sin dañar con humo al vecino. El nuevo invento, denominado cigarro electrónico o e- cigarrillo Ruyan, consiste en un dispositivo con batería y forma de cigarro que emula la experiencia de fumar proporcionando nicotina al consumidor cuando es inhalado. Los médicos lo consideran "peligroso", "ilegal" e "inaceptable" y piden al Ministerio de Sanidad y Consumo la retirada cautelar en cuanto aparezca en el mercado. El departamento que dirige Bernat Soria le denegó hace dos meses la consideración de medicamento y estudia la posibilidad de frenar su comercialización como producto engañoso.

INVENTO CHINO Luis Pastor, director de la empresa valenciana que prevé poner en el mercado este producto la próxima semana, sigue defendiendo que se trata de una terapia alternativa como la acupuntura o la hipnosis. "Solo tiene nicotina, carece de otros ingredientes claramente cancerígenos como el alquitrán o el monóxido de carbono y evita todas las toxinas generadas en la combustión", destaca Pastor. También incluye entre sus ventajas que sale "bastante más barato" que fumar una cajetilla de tabaco convencional.

Este invento chino, que fabrica la compañía Golden Dragon Group, dotado de una pila y un microprocesador, se asemeja a un cigarro con boquilla y tiene una luz roja en la punta que pretende simular la brasa. Además, emula su sabor y emite humo aunque, según la compañía, con la diferencia de que este no es tóxico porque "es una especie de vapor de agua".

EN AVIONES Y TRENES Este humo especial, según sus promotores, no es perjudicial para las personas que están alrededor y, por lo tanto, no afecta a los fumadores pasivos. Esto le aporta un valor añadido, ya que puede consumirse en cualquier zona prohibida como una oficina, un avión, un restaurante o un cine. Así se está anunciando en algunos aeropuertos y cines. La firma dispone de una versión para puros.

El Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT), que agrupa a 42 sociedades científicas y médicas, cuestiona de entrada la seguridad del producto y argumenta que no hay datos científicos que avalen su eficacia como método para reducir el consumo, ya que los fumadores pueden inhalar más nicotina que con un cigarrillo real. No obstante, la firma valenciana argumenta que el cigarrillo dispone de un sistema de aviso para que el usuario pueda controlar cuánto fuma.

"Se ve la pata de la industria tabacalera por debajo de la mesa. Es un engaño. El ministerio debe impedir que salga al mercado", asegura el presidente del CNPT, Rodrigo Córdoba, que expone numerosas razones para que sea retirado de forma cautelar en España. Recuerda que, según una directiva del 2002, no está autorizado ningún producto nuevo de tabaco en la Unión Europea y que ya hay otros cigarrillos de nicotina limpia farmacológica autorizados por Sanidad.

Las dosis de nicotina que liberan los cigarrillos electrónicos, según los médicos, son muy altas y están concebidas para retener a los fumadores en la adicción al tabaco. "Hay fuertes sospechas de que están concebidos para burlar las leyes de protección de los no fumadores en espacios públicos", sentencia Córdoba.