+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

huesca 3 LOS SANLORENZOS ENCARAN EL PUENTE FESTIVO

Los comerciantes rememoran la fiesta de los antiguos hortelanos

Se repartieron 1.000 kilos de melón y 4.000 bocadillos con 100 kilos de jamón

 

En el parque, a diario se ofrece ‘En San Lorenzo, jugamos’. - AYUNTAMIENTO DE HUESCA

La carpa de las peñas anoche se vistió de rock con Rosendo. - AYUNTAMIENTO DE HUESCA

EL PERIÓDICO
12/08/2017

Casi 4.000 bocadillos de jamón (100 kilos) y mil kilos de melón para obsequiar a todos loscongregados en la plaza López Allué . Así se celebró ayer en Huesca la tradicional Fiesta del Comercio, uno de los actos preferidos de los oscenses --también de la concejala de Fiestas, María Rodrigo-- con el que se rememora la tradicional llegada a la plaza, antaño conocida como del Mercado, de los labradores y hortelanos con sus carros, engalanados ese día con motivo de la fiesta.

La tradición manda que ese día, la Asociación de Comerciantes tome la principal plaza de Huesca, distinga a uno de sus socios por su trayectoria profesional, entregue los premios de escaparatismo de las fiestas y almuerce con sus convecinos y con las mairalesas y peñistas. También que la fiesta sea amenizada por la actuación de los Danzantes y la banda municipal.

El tercer día de fiestas de San Lorenzo contó con otros ingredientes aptos para todos los públicos, desde las actividades infantiles concentradas en el parque Miguel Servet, a las taurinas (más información en la página 35) o las musicales. La carpa de las Peñas, por la que ya han pasado Carlos Sadnes o Fangoria, que arrasaron en el día grande, o Rosendo, Desakato e Insolenzia, que vistieron de rock la noche de ayer.

A partir de hoy se inicia otro ciclo, con el puente de la Asunción en el horizonte. Estos cuatro días se espera la visita de cientos de visitantes más procedentes de las tres provincias aragonesas e incluso del exterior.

Hasta ayer, la Oficina de Turismo de la capital había recibido casi un millar de visitas, cifras muy similares a las del año pasado. La mayoría de la provincia altoaragonesa, pero también procedentes de las comunidades limítrofes --Cataluña, Madrid y Valencia-- y del país vecino. Según las estadísticas que manejan en la oficina, destaca el aumento de visitantes franceses con respecto a otros años.