Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

EL DESARROLLO DEL ACUERDO DE GOBERNABILIDAD CON CHA.

El consistorio y Fomento negocian ya la segunda línea de Cercanías en el sur

Conectaría el eje del Huerva con Plaza y Delicias y se ampliaría la línea actual hasta La Cartuja y Alagón.En septiembre se rubricará un acuerdo con dotación económica para iniciar los estudio

M. E. C.M. E. C.
29/07/2011

 

El Ayuntamiento de Zaragoza y el Ministerio de Fomento firmarán en septiembre un convenio para establecer un nuevo plan de movilidad en la ciudad. Este estudiará en primer lugar la ampliación de la red de Cercanías de la capital con la prolongación de la actual línea C-1 Miraflores-Casetas hasta La Cartuja y Alagón y la creación de un nuevo eje ferroviario en el sur de la ciudad, conectando la línea férrea del eje del Huerva con Plaza y la estación de Delicias. Coste mínimo: 120 millones de euros que, en teoría, se comprometerá a asumir Fomento. Este nuevo plan, todavía en pañales, supone la plasmación de una de las condiciones de Chunta para apoyar a Belloch y que se rubricó en el documento de gobernabilidad que permitió la investidura del actual alcalde.

Por el momento, el plan --y sobre todo su viabilidad-- está por definir. El teniente de alcalde de Urbanismo, Carlos Pérez Anadón, se reunió el miércoles con el secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, y los directores generales de Infraestructuras Ferroviarias y ADIF. Tras la cita se constató la "buena disposición" de Fomento para asumir el plan y se esbozó un calendario de trabajo inmediato. En su opinión, el resultado de esta reunión fue "francamente positivo", ya que se llegó al acuerdo de "ponerle letra, en los próximos días, a lo que sería un protocolo de actuación", con "plasmación presupuestaria", que incluiría estudios sobre la red de cercanías en el sur y la mejora y renovación de estaciones ya existentes como de nuevos apeaderos.

PREDISPOSICIÓN Pérez Anadón destacó la "predisposición" de Fomento y apuntó que la reunión de este miércoles supone "un fuerte avance" que continuará en breve. De hecho, según apuntó Anadón, durante la primera quincena de agosto se redactará el convenio y en septiembre se firmará y se definirá la concreción de los diferentes proyectos. Será entonces cuando se dote de financiación y esta se incluya en los Presupuestos Generales del Estado.

Sí se han definido ya las tres grandes líneas que estarán sujetas a estudio. En primer lugar, la renovación de la zona sur, con la conexión de los municipios del eje del Huerva (Cuarte, Cadrete y María) con Plaza, para lo que se podría recuperar una línea de Mercancías cercana a la línea del AVE, y con la estación de Delicias.

En segundo lugar, será preciso definir las actuaciones necesarias en las estaciones que podrían albergar las nuevas paradas de la red de Cercanías, como La Cartuja, municipio a donde se ampliaría la línea actual.

Y, por último, analizar los estudios de demanda y de uso de la C1 para "ver hasta dónde se puede llegar", pero con el objetivo de prolongar la línea hasta Alagón por el oeste y La Cartuja por el este.

El portavoz de CHA, Juan Martín, mostró su satisfacción por el avance en el plan de Cercanías, una de las exigencias ineludibles de la formación para apoyar la investidura de Belloch, aunque también mostró cierta cautela hasta que se concreten más avances. Martín apuntó que Chunta se incorporará en agosto a alguna de las reuniones técnicas y recordó que el acuerdo PSOE-CHA contemplaba una inversión mínima de 120 millones para la revisión de las estaciones y nuevos apeaderos.

Fue la única cuantificación económica del proyecto, dado que Pérez Anadón prefirió no detallar cifras hasta que el acuerdo esté cerrado. Este deberá ser ratificado por el Consejo de Ministros y tendrá que incluir financiación en los presupuestos de los próximos "cuatro o cinco años mínimo", apuntó Martín.