+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LITERATURA

David Trueba narra en "Tierra de campos" un viaje físico y mental

 

EFE
21/04/2017

El periodista y cineasta David Trueba narra en su nueva novela, "Tierra de campos", un viaje en dos direcciones: "uno físico, volviendo hacia el origen, y uno mental, volviendo hacia el pasado y hacia el momento actual".

El quinto libro de este escritor madrileño, publicado recientemente por Editorial Anagrama, se desarrolla en un coche fúnebre y cuenta la historia de un cantante que tiene que llevar a enterrar el cuerpo de su padre a su pueblo natal.

Tal y como ha explicado a EFE el escritor con motivo de la presentación de su novela en Zaragoza en un acto organizado por Los portadores de sueños, "cuando los personajes salen a la carretera y se ponen en ruta te da pie a ir contando muchas cosas de ellos, el viaje siempre te estimula las vivencias".

"Emprende ese viaje y a la vez va contando cómo se hizo cantante, qué amigos ha tenido o cómo ha sido su vida sentimental", detalla el autor.

Pero al mismo tiempo, la novela recorre rincones españoles, hasta llegar a Tierra de Campos, "uno de los paisajes más maravillosos de España", admira Trueba.

Director de la galardonada película "Vivir es fácil con los ojos cerrados" (2013) -que cuenta el viaje de un profesor para conocer a John Lennon- Trueba reconoce su gusto por las "road movies", las películas centradas en un viaje de carretera.

Un género que en la literatura no es tan habitual, reflexiona, aunque para él "hay una gran, gran road movie en la literatura española que es El Quijote".

En "Tierra de Campos" el personaje va rememorando todo lo que le ha llevado a ser lo que es y tiene una estructura en la que "en una línea pasas treinta años adelante y atrás", ejemplifica.

Algo que ha sido "lo más trabajoso y complicado", confiesa el autor, aunque "la razón por la que escribes algo es ponerte en problemas y tratar de resolverlos".

Con la conclusión de "Tierra de Campos", novela de "mucho esfuerzo narrativo" que ha llegado en un "momento vital muy importante", David Trueba dice sentirse en el "fin de un ciclo, un territorio en el que hay que parar y hacer nuevas cosas".

"Sé que detrás de esta novela habrá un cambio, habrá otras cosas pero necesito tiempo también para vivir y robarle cosas al mundo", concluye el polifacético escritor.