+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

provincia 3 INVERSIÓN EN CARRETERAS

La DGA actuará en el túnel de Añisclo por el aumento de grietas

La infraestructura se encuentra en el interior del parque nacional de Ordesa

 

EL PERIÓDICO
12/10/2017

En los próximos días se pondrán en marcha los trabajos para la consolidación del túnel de Añisclo, en el parque nacional de Ordesa y Monte Perdido. Esta semana se ha adjudicado el contrato por un importe total de 1.800.000 euros. La empresa que realizará los trabajos de reparación será ALTIUS. El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, destacó la importancia de actuar de manera urgente en este túnel para frenar el deterioro que sufre, la caída de materiales y el aumento de las grietas.

El Ejecutivo ha optado por un sistema de consolidación del túnel a través de la instalación de anclajes y bulones. Se realizará un cosido perimetral del bloque movilizado de manera que quede anclado a la zona de macizo no afectado por el movimiento. Los trabajos tendrán una duración de cinco meses. Se comenzará en los próximos días y se prevé que puedan interrumpirse, temporalmente, en el momento en el que las condiciones climatológicas sean adversas.

Según fuentes de la consejería existen una decena de actuaciones diferenciadas previstas para llevar a cabo los trabajos. La primera fase será la tala, desbroce y saneo de la zona de actuación. Tras estas labores se realizará el sellado de toda la superficie y ejecución de un murete de mampostería. A continuación, el sellado de los 18 primeros metros del túnel y la zona frontal. Otras intervenciones serán la ejecución de los anclajes de la zona, colocación de la malla en el talud, refuerzo del túnel en la zona afectada, colocación de los anclajes interiores o perforación de drenajes, firmes y señalización.

En la primavera pasada se observó que el túnel situado en el punto kilométrico 10.3 de la carretera HU-631 de Escalona a Sarvisé, y que cuenta con una longitud aproximada de 50 metros, presentaba síntomas de deterioro en la clave del mismo. Se observó caída de bloques y aumento de las grietas en el túnel que se observaban en la parte exterior y que tienen, además, un desarrollo interno. Ante el peligro que representaba para la seguridad vial, se decidió cerrar el paso por esta carretera.

A continuación se adjudicó una obra de emergencia para el acondicionamiento temporal del tramo. Estas obras han permitido facilitar el paso hasta el cañón y la regulación de acceso al aparcamiento de San Úrbez, servicio de transporte público para facilitar el acceso. Además se realizaron los trabajos técnicos para la consolidación del túnel.