Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

SERVICIOS SOCIALES.

La DGA concierta con residencias privadas para paliar el déficit público

Se contratarán 700 camas, con un coste medio de 1.450 euros al mes por anciano, durante 4 años.La asociación de geriátricos aplaude la medida, que costará globalmente 102 millones.

M. E. C.M. E. C.
24/12/2009

 

Servicios Sociales concertará alrededor de 700 plazas en residencias de mayores privadas. A la concertación, que tiene como objetivo satisfacer las necesidades que ha destapado la puesta en marcha de la ley de dependencia, dedicará un total de 102 millones de euros en un acuerdo que tendrá una vigencia de cuatro años de duración. Así se recoge en el anuncio del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), que se publicará hoy en el Boletín Oficial de Aragón (BOA), por el que se convoca la licitación de un acuerdo marco, cuya principal novedad es la entrada de la iniciativa privada mercantil como prestadora de servicios sociales públicos.

"Estábamos expectantes ante este convenio, que nos parece una muy buena señal. Va a ser un balón de oxígeno para muchos centros", explicó ayer Antonio Morlanes, presidente de Acasa, una asociación que integra más de 80 centros con 50.000 camas en conjunto. En principio, la DGA pagará a cada centro que decida ofertar plazas una media de 1.450 euros al mes por anciano, más IVA, una cifra que será variable dependiendo de si el residente es completamente válido o muy dependiente. "Habrá residencias a las que les interese concertar y a otras que no", explica Morlanes, uno de los representantes de un sector que desde hace ya dos años tiene más oferta que demanda.

La finalidad del acuerdo marco es seleccionar una serie de entidades y empresas titulares de centros residenciales para personas mayores con el fin de que el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) disponga de una bolsa de plazas a las que derivar a aquellas personas que, en el ámbito de la ley de dependencia, se les proponga como recurso en el Plan Individual de Atención (PIA) su ingreso en un centro residencial. Algo que, en ocasiones, no se está cumpliendo o se está dilatando en el tiempo por la falta de plazas residenciales, tal y como ha denunciado el propio Justicia de Aragón en varias ocasiones.

PRESENTACIÓN DE OFERTAS El plazo límite para presentar ofertas es el próximo 15 de febrero. Además, el IASS pondrá a disposición de las mismas una oficina específica para informar sobre la documentación que deben aportar. Las empresas y entidades podrán ofrecer cuantas plazas estimen convenientes, siempre y cuando, tanto las mismas, como los centros en los que se ubiquen, cumplan los requisitos establecidos en los pliegos correspondientes.

En este sentido, el IASS ha establecido unas condiciones, tanto técnicas como administrativas (medios humanos, experiencia, solvencia económica) que garantizan la calidad del servicio que se preste. Estos criterios se publicarán hoy en el pliego de condiciones del contrato.

La fórmula escogida será la concertación por contrato, lo que a juicio del Departamento de Servicios Sociales, va a "mejorar la seguridad jurídica", ya que, frente a lo que ocurría con anterioridad, no será necesario realizar una renovación anual. En esta ocasión, la vigencia es de cuatro años. El precio medio será de 1.450 euros por mes y persona, aunque esta cifra será variable dependiendo de si se trata de una plaza de válido o un gran dependiente.

"Habrá residencias a las que les interesa adherirse a este convenio y a otras que no, pero ahora en el ámbito privado hay más oferta de plazas que demanda", indicó el presidente de Acasa.