+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TRÁFICO / ZARAGOZA

La DGT y la Policía Local incrementarán los controles de alcohol y droga en Navidad

Según datos facilitados por la DGT, el alcohol está presente como factor concurrente o desencadenante en un tercio de los accidentes mortales

 

La DGT y la Policía Local incrementarán los controles de alcohol y droga en Navidad - EL PERIÓDICO

EFE
07/12/2017

La Policía Local de Zaragoza colabora en una nueva campaña especial que pone en marcha la Dirección General de Tráfico sobre control de la tasa de alcohol y presencia de drogas en conductores con motivo de la Navidad.

La campaña de la DGT se llevará a cabo entre los días 11 al 17 de diciembre pero la Policía Local continuará con esta iniciativa de control hasta después de la Festividad de Reyes, que se celebra el próximo 6 de enero, informan fuentes municipales en una nota de prensa.

Según datos facilitados por la DGT, el alcohol está presente como factor concurrente o desencadenante en un tercio de los accidentes mortales, a pesar de que su presencia en la conducción, dependiendo de su tasa, multiplica por entre dos y quince el riesgo de sufrir un accidente.

Pero además, repercute en una mayor mortalidad, al ser un factor relacionado con un peor pronóstico en las lesiones sufridas.

Bajar del uno por ciento% los positivos de alcoholemia en los controles es uno de los objetivos prioritarios de la DGT, aunque el porcentaje de positivos detectados ha descendido de una forma notable en el ultimo decenio, pasando del 5,1 % al 1,6 %.

Las fuentes aseguran que el aumento de los controles preventivos es uno de los factores que está favoreciendo un cambio de comportamiento de los ciudadanos sobre este tema.

Por otra parte, conducir después del consumo de sustancias psicoactivas es un hecho frecuente en España, que alcanzan al 1 7% de los conductores españoles.

Aparte del alcohol, casi un 11% de personas conducen tras haber consumido alguna sustancia que puede afectar la capacidad para una conducción segura.

El cannabis y la cocaína son las dos sustancias más frecuentemente halladas.