Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

Los días largos


06/01/2011

 

TÍTULO Sala de lectura

AUTORAS Alicia Vela y Lina Vila

LUGAR Sala Juana Francés. Casa de la Mujer

FECHAS Hasta el 10 de febrero

El centro de la sala Juana Francés está ocupado por una mesa camilla, de enormes dimensiones aunque su altura es más reducida de lo habitual. Sobre la mesa, un amplio tapete que se derrama por el suelo. El tapete está tejido por la unión de ciento ochenta círculos de papel de arroz que sirven de soporte a imágenes y palabras grabadas, cuyo eco se extiende a los dibujos realizados sobre una de las paredes de la sala más próxima a la mesa. Alicia Vela (Villalengua, Zaragoza, 1950) y Lina Vila (Zaragoza, 1970) son las autoras de este proyecto, que titulan Sala de lectura; aunque, dadas las dificultades de lectura de las palabras grabadas en los círculos o "redondas" del tapete de la mesa, quiero pensar más que en una sala de lectura en el deseo de recrear aquella "habitación propia" a la que aludía Virginia Wolf, para leer, escribir o crear en soledad. Una habitación propia que nada tiene que ver con una mesa camilla; ni siquiera como imagen metafórica.

Por el texto de Carmen Abad Zardoya que acompaña a la exposición, sabemos que Louise Bourgeois, Wislawa Szymborska, Alejandra Pizarnik, Emily Dickinson, María Zambrano y Ana Ajmatova son las autoras de las palabras y reflexiones elegidas por Alicia Vela y Lina Vila para acompañar a sus imágenes. Las de Alicia Vela fluyen azarosas en la vigilia del sueño dejando rastros minúsculos, apenas perceptibles. Las de Lina Vila, sin embargo, insisten en dibujar el duelo, en dar forma a la pérdida. Es así que las "redondas" teñidas de un leve color rosa, como la pintura de la carne, acogen breves capítulos de historias donde la ficción y la realidad participan del mismo anhelo por decir. El paso del tiempo borrará, ya ha empezado a hacerlo, las palabras y las imágenes grabadas en xilografía y quizás solo quede la huella de la plancha de madera. Junto a la mesa, Alicia Vela y Lina Vila trazan sus dibujos insistiendo en lo ya dicho.

No todas las mujeres buscaron cobijo alrededor de la mesa camilla; desde luego no las que Alicia Vela y Lina Vila citan. La mesa camilla significaba todo aquello que rechazaban. Lo que deseaban era una "habitación propia". Sentada en la mesa camilla familiar, Carmen Baroja y Nessi se sintió desdichada. En su libro de memorias que ha titulado Recuerdo de una mujer de la generación del 98, recordó aquellas tardes en su casa de Madrid, en que el dolor y el aburrimiento eran tan punzantes que únicamente podían parecerse a los que, durante su vida, acompañaron a verdaderas desgracias.

La salvaron del aburrimiento y de la tristeza de aquellos días tan largos su relación con mujeres y hombres de la Institución Libre de Enseñanza, su experiencia como fundadora del Lyceum Club Femenino en Madrid, su viaje a París y, sobre todo, poder compartir con su hermano Ricardo el estudio-taller. Lejos de la mesa camilla.

Última hora
Revista RedAragon

Agenda de febrero de 2017 en el 5º número de la revista gratuita de RedAragon, que se puede encontrar en cerca de 200 establecimientos de Zaragoza y Huesca.