+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Pirineo

Emigrantes, turistas y contrabando

Una investigación recupera seis rutas migratorias por las montañas entre los años 30 y los 70 Los trazados explican la frontera como un espacio de memoria y se pueden consultar en una cuidada web y una aplicación móvil

 

D. CHIC
27/09/2015

El Pirineo separa y une al mismo tiempo España y Francia. Los flujos de población han sido constantes. Con permisos o sin ellos. Empujados por el hambre o por la codicia. Con el objetivo de salvar la vida o con la intención de lograr una vida mejor. Las universidades de Pau y Zaragoza han desarrollado un proyecto transfronterizo que pretende recuperar estas rutas migratorias humanas señalizando seis trayectos en el País Vasco, Navarra, Aragón y Cataluña.

El equipo coordinado por el profesor Roberto Ceamanos, que ha contado con los investigadores Diego Gaspar y Alfonso Fernández, entre otros. "Nuestra intención es hablar de lo tangible, pero también de lo intangible", explica Gaspar. Así intentan recuperar las historias de las personas que iban y venían de un lado a otro de la frontera y tratan de explicar las causas que les obligaban (o invitaban) a ello. "De la guerra civil a la inmigración económica, pasando por los contrabandistas y los turistas, todos cuentan su historia en estas rutas", precisa Fernández.

Estos itinerarios (que se pueden consultar en la web recurut.eu o en una aplicación móvil, ambas desarrolladas por la fundación AITIIP) permitirán recorrer los senderos seguidos por el exilio republicano, las intrigas de la segunda guerra mundial, las migraciones económicas, o a las personas que cruzaban la frontera en busca de libertad de expresión o de playas soleadas.

Uno de los aspectos más importantes del proyecto es su cuidada documentación gráfica. El trabajo de archivo y de cesión de derechos permite que el recorrido se pueda realizar con las imágenes de la época en el móvil.

La siguiente fase del proyecto será consolidarse como apuesta turística gracias a la colaboración de los ayuntamientos. "Creemos que esta es la mejor forma de que las investigaciones académicas salgan a la calle o a la montaña, como es el caso", reconocen.