+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA INNOVACIÓN EN LOS CENTROS ARAGONESES

Estrellas del verso

El colegio Pedro de Orós de Movera desarrolla un proyecto que crea textos poéticos a partir de letras de canciones de rock H Famosos como Chicote o El Gran Wyoming han recitado ya sus escritos

 

Clase 8 Alumnos junto a integrantes de Marea, Insolenzia y El Desván. - SERVICIO ESPECIAL

J. OTO joto@aragon.elperiodico.com ZARAGOZA
03/12/2017

La idea nació hace cuatro años. Los maestros del colegio Maestro Pedro de Orós de Movera, Francho Lafuente y Jesús Guallar, coincidían en el escaso protagonismo de la poesía en la escuela de hoy en día. Así que decidieron elaborar un proyecto, Versicos, destinado a aumentar la presencia de la poesía en las aulas y aumentar el gusto de los alumnos por ella, así como trabajar la estructura creativa de forma sencilla.

Y lo hicieron a través del rock, un género que comparte cierta dosis de «olvido» con la poesía. «Elegimos grupos que conocemos, como Marea, Mala Reputación o Insolenzia, con gente que ha escrito libros de poesía. Entregamos las letras de las canciones a los niños, que las leen, la escuchan y escriben un poema paralelo», explica Lafuente.

La poesía elaborada por los escolares debe estar relacionada con el tema principal de la canción. Para ello, los alumnos, en grupo, deben llegar a acuerdos hasta alcanzar el texto definitivo. Pero el proyecto tenía que dar un paso más. «Los poemas iban a ser leídos por familia y amigos, pero los propios alumnos nos pusieron el reto de que fueran personajes famosos los que se grabaran haciéndolo y nos pusimos a ello», recuerda el maestro.

Por supuesto, lo lograron. Y ya son más de 200 famosos los que han recitado las creaciones de los niños de 5º y 6º de Primaria del colegio. Entre ellos, la propia consejera de Educación, Mayte Pérez; la diputada socialista en el Congreso de los Diputados, Susana Sumelzo: estrellas televisivas como El Gran Wyoming o Chicote: la directora de cine Paula Ortiz o la periodista Maricruz Soriano, entre muchos otros. «Nos ponemos en contacto con ellos como podemos, a través de algún familiar o conocido o mediante las redes sociales. Se graban con su propio móvil recitando el poema y los niños lo editan con música y lo cuelgan en Youtube. La motivación de los chicos es máxima», explica el profesor.

El último apartado es la recopilación de todos los poemas escritos durante al año que se recogen en un libro. «Suelen venir grupos musicales a presentarlo, como los cantantes de La Fuga, Escarabajo o Desván», expone Lafuente, que destaca la «implicación» y «solidaridad» de «la gente del rock» a la que «no le cuesta desplazarse, por ejemplo, desde Pamplona», dice.

Así, de un modo divertido, los docentes abordan su objetivo principal: la creatividad lingüística y la autonomía en el uso del lenguaje. «Creemos que lo más importante es la composición. No entendemos la poesía como un género chico, sino como un gran género que con pocas palabras puedes decir muchas cosas», asegura el creador del proyecto que, eso sí, escoge cuidadosamente sus elegidos. «Buscamos bandas que apuestan por letras poéticas y trabajadas y evitamos otros grupos y apologías. Analizamos las letras y si nos parecen interesantes, solemos comprar el disco y los alumnos lo usan. Las letras cuentan historias variadas, de vida, arte, música, temas sociales, amor o desamor fomentando la creatividad en el alumnado, consiguiendo desmitificar el mundo del rock y sus artistas», subrayan los docentes.

Diversión y educación

Esta semana han empezado a trabajar con el nuevo disco del grupo El Desván. «Su líder está muy vinculado a la educación», subraya. También cuentan con la colaboración del director de cine de cortos Jorge Aparicio. Se trata, pues, de crear textos poéticos a partir de letras de canciones y de la fusión de dos artes; la poesía y la música, y más concretamente, el rock. «Creemos en el aprendizaje social basado en la colaboración entre iguales. Toda la metodología que desarrollamos está basada en los principios de la escuela intrusiva, modelo educativo que se centra en tres pilares básicos, el uso de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación, la motivación para aprender y crear y el aprendizaje social a partir del trabajo en pequeños grupos» explica Lafuente.

Aunque, tal vez, la meta principal sea, simplemente, que los alumnos trabajen «divirtiéndose y que se emocionen a la hora de crear, para potenciar la sensibilidad poética y estética». De esta manera, el centro aspira a conseguir alumnado «creativo, crítico y autónomo, mejorando la competencia lingüística en todos sus apartados», resume Lafuente.

Aragoneses del Año 2018

Revista editada el martes 8 de mayo con motivo de la entrega de los galardones Aragoneses del Año.