+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

MONTAÑAS SEGURAS

La FAM cree que muchos de los excursionistas de montaña pecan de "autoestima"

 

EFE
20/03/2017

Alrededor del 95 por ciento de las personas encuestadas a través de la campaña Montaña Segura que realizan excursiones de alta montaña en el Pirineo aragonés aseguran afrontar la ruta que se han planteado bien preparadas y equipadas, aunque según la Federación de Montañismo pecan de "autoestima".

El presidente de la Federación Aragonesa de Montañismo, Luis Masgrau, ha asegurado al respecto de los rescates que se producen en montaña en Aragón, todos ellos bajo la responsabilidad del Servicio de Montaña de la Guardia Civil, que la seguridad comienza "quince días antes, cuando se está preparando la excursión".

Masgrau ha resumido en tres puntos la seguridad en la montaña: planificación, equipación y actuación con conocimiento del terreno, que son los que se hacen "mal" y terminan provocando que se tenga que realizar el rescate de los montañeros.

De hecho, ha insistido en que incluso en casos en los que los montañeros cuentan en su equipación con piolet o crampones, entre otros elementos, "no significa que vayan equipados, porque no sólo hay que llevarlos, hay que saber utilizarlos".

La directora general de Justicia e Interior de Aragón, María Ángeles Júlvez, ha presentado hoy junto al coronel jefe del Servicio Montaña de la Guardia Civil, Juan Miguel Arribas, y Luis Masgrau, los resultados de las encuestas sobre seguridad de la campaña Montaña Segura 2016 y su comparación con los datos del 2011, que fue el año en que se decidió hacer un parón porque los resultados acumulados desde que se comenzó en 1999 eran muy similares.

La encuesta de 2016, en la que se mantiene, como en la última de 2011, que a la montaña van en mayor proporción los hombres que las mujeres, resalta que los menores de edad son rescatados en mayor medida por porcentaje de presencia que en el resto de franjas de edad y el colectivo montañero que se sitúa entre los 30 y los 50 años lo son en mucha menor proporción que en las otras franjas.

Además revela que por debajo de 30 años los rescatados en su mayoría están ilesos, lo que denota que en su actuación hay falta de planificación y una mejorable toma de decisiones sobre el terreno.

En cambio, en la franja de heridos los mayores de 30 años son rescatados en mayor proporción que presencia tienen, mientras que entre los fallecidos mayores de 50 años suponen el 50 % aunque su presencia sólo alcanza el 20 por ciento.

En este sentido, Masgrau ha incidido en que se trata de montañeros con años de experiencia en actividades de montaña pero que ya no tienen la misma capacidad de respuesta y habilidades, por lo que es uno de los objetivos que se marcan aunque se trata de un colectivo "muy difícil de llegar" por su extensa experiencia pero a los que se debe intentar que tomen conciencia de que la vulnerabilidad con los años va en aumento.

Por otro lado, también se han presentado los resultados del "Estudio del perfil de los montañeros rescatados en el entorno del Aneto", realizado dentro de un proyecto (Aneto Seguro) de la Federación Aragonesa de Montañismo y la Asociación Turística Valle de Benasque financiado por el Cedesor a partir de los datos del Servicio de Rescate de la Guardia Civil y los datos de la campaña Montaña Segura.

Han recordado que la Guardia Civil en cada intervención de rescate realiza una encuesta a los rescatados, lo que permite contar en el periodo 2010-2016 con el análisis de 187 actuaciones y 281 rescatados, mientras que con la campaña Montaña Segura en los años 2010, 2011 y 2016 se ha encuestado a 835 personas pertenecientes a 250 grupos.

En el Aneto, la cumbre más alta del Pirineo con 3.404 metros, la mayoría de los rescates se realizan en los meses de julio, agosto y septiembre, con un 66 por ciento del total, y de esos la mitad se ciñen al fin de semana, sábado o domingo, y el resto de forma prácticamente indiferenciada los otros cinco días.

Además, la gran mayoría de los rescates (69 %) se producen durante el tramo de descenso, cuando se regresa de la cima, por ello han apuntado que se debe recordar a los montañeros que la actividad no acaba en la cumbre sino cuando se llega al coche, por lo que hay que guardar fuerzas hasta el final.

Según el tipo de víctima, han indicado que en el Aneto el 54 por ciento de los rescatados están heridos, el 41 % están ilesos y el 5 % son fallecidos, aunque resaltan que entre los ilesos el 25 % pertenecían a un grupo sin heridos, por lo que han subrayado que eran personas que no habían sabido gestionar adecuadamente su actividad y habían cometido "errores en la toma de decisiones", según Masgrau.

Por su parte, Julvéz ha resaltado que el costo total del programa Montaña Segura es de 164.600 euros, una cifra que considera "barata" para la información que proporciona, aunque ha preferido no hacer público el precio de los rescates, antes de llegar a la parte sanitaria, que es la conocida.