+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EDUCACIÓN

Fapar expresa su satisfacción por la decisión del TSJA para reducir Religión

Esta sentencia da la razón al departamento de Educación para que el horario pueda pasar de 90 a 45 minutos semanales

 

Aula de un colegio público de Primaria. - J.L.Cereijido

EFE
18/07/2017

La Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón (Fapar) ha manifestado su satisfacción por la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Aragón para reducir el horario de Religión en Primaria.

Esta sentencia, recuerda Fapar en una nota de prensa, da la razón al departamento de Educación para que el horario pueda pasar de 90 a 45 minutos semanales en los centros que en el uso de su autonomía así lo decidan.

Además, muestra su pesar por que se mantenga la obligación de mantener la oferta de esta materia en 2º de Bachillerato.

Desde Fapar reiteran el deseo de esta federación para que esta asignatura, en cualquiera de sus manifestaciones, se sitúe fuera del currículo escolar.

En este sentido, aseguran que forma parte del ámbito privado y por ello debe encontrar su expresión y práctica en los lugares privados habilitados para ello y desde el respeto a todas las creencias.

Según Fapar, las familias de la escuela pública quieren que los colegios sean un espacio de transmisión de conocimientos, de ciencia, de valores universales y comunes a todos y de convivencia para el alumno.

Por todo afirman su intención de seguir reclamando que desaparezca la obligatoriedad de su presencia en el currículo y mientras tanto celebrarán los "pequeños pasos que encaminan hacia esa meta".

   
1 Comentario
01

Por Juan de Dios de la Cruz Calvario 15:50 - 18.07.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Una vergüenza. Imaginaos, hermanos, que se redujeran las aportaciones de Caritas a los necesitados. Varios profesores de religión, necesitados ellos también, perderán su sustento y muchos alumnos verán considerablemente reducida su capacidad de creer y sus posibilidades de salvarse del fuego eterno en las calderas de Pedro Botero (la paz sea con ÉL)