Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

APLICACIÓN DE LA LEY QUE DA COBERTURA A LAS VARIEDADES MINORITARIAS.

El Gobierno abre el proceso para elegir al consejo de las lenguas

Agrupaciones del catalán y el aragonés han enviado listas con sus preferencias.DGA, Cortes y universidad harán sus nombramientos antes de fin de mes.

M. VALLÉSM. VALLÉS
08/04/2010

 

El Gobierno de Aragón ha pedido a las asociaciones vinculadas al aragonés y al catalán que le propongan a los integrantes más idóneos para el Consejo Superior de las Lenguas y para las academias de las dos variedades minoritarias. La próxima semana comenzarán los contactos en las Cortes entre los grupos para tratar de alcanzar acuerdos en los nombres. También el Ejecutivo está trabajando de forma intensa en este asunto, en colaboración con la Universidad de Zaragoza.

A finales de este mes se constituirá el Consejo Superior de las Lenguas, tal como se establece en la ley aprobada hace casi seis meses. Ese era el plazo máximo marcado. Este nuevo órgano estará integrado por 15 miembros, cinco propuestos por el Gobierno, cinco por las Cortes y cinco por la universidad. Por ahora no hay nombres oficiales. El Departamento de Educación se ha encargado de coordinar todos los contactos con las asociaciones. Y es el que ha confeccionado, con todas las aportaciones, una lista definitiva que es de la que saldrán los nombramientos definitivos. Al menos los propuestos por el Gobierno, aunque también podrían servir de referencia en las Cortes.

INTEGRANTES Entre ellos estarán José Bada, Arthur Quintana, José Ignacio Micolau, Ramón Sistac o Héctor Moret. Sin olvidar a otros, vinculados con el aragonés como José Ignacio López Asín, Ángel Huguet o Emilio Gastón. No se ha hablado aún con ellos. De momento cunde la cautela en el Gobierno de Aragón, conscientes de que es un tema que levanta fuertes polémicas. Por eso las conversaciones con las asociaciones se han llevado también con suma discreción. Lo que está claro es que el Gobierno está centrado en este asunto.

Aunque será el último en proponer sus nombres. Pero lo deberán hacer las Cortes y la universidad. En el primer caso tendrán un carácter más político y en el segundo eminentemente técnico. Así que el Ejecutivo se reserva el papel de equilibrar la composición definitiva del Consejo Superior de las Lenguas. Un órgano que no solo estará integrado por lingüistas, sino también por juristas, sociólogos, geógrafos o historiados que hayan tenido algún tipo de vinculación con los variedades idiomáticas minoritarias.

Además de enviar sus propuestas para conformar este nuevo órgano administrativo, las asociaciones del catalán y el aragonés aprovecharon sus encuentros con el Gobierno para conocer más de cerca cómo se está aplicando la Ley de Lenguas. Por ahora hay pocas novedades. La oficina técnica, que coordinará el proceso, está ya habilitada, aunque su creación todavía no ha sido aprobada en Consejo de Gobierno. Desde el Gobierno se asegura que no se han recibido más cartas ni comunicaciones en catalán o aragonés. Aunque algunas asociaciones han pedido que sus estatutos aparezcan en cualquiera de las dos modalidades lingüísticas.