Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

Casetas.

Huertos urbanos como proyecto de recuperación

La iniciativa ´Estonoesunsolar´ permitirá a los vecinos cultivar parcelas de tierra individuales.

T. RIVASÉST. RIVASÉS
04/10/2010

 

Que los vecinos vuelvan a tener un buen sabor de boca. Esta es la intención del proyecto que el programa Estonoesunsolar está desarrollando en uno de los solares municipales del barrio. Hace un año, muchos de los huertos tuvieron que ser expropiados por las obras de eliminación de los polémicos pasos a nivel. Ahora, Casetas quiere consolidar un nuevo concepto de huerto, entendido como un espacio de transición entre el entorno urbano y el medio rural que envuelve a la zona.

La Junta de Distrito y la Asociación de Vecinos no quisieron quedarse con los brazos cruzados, y empezaron a desarrollar una campaña a principios de este año para "tentar el pulso del barrio" y ver si realmente se estaba en disposición de colaborar, recuerda Roberto Polo, alcalde pedáneo. La sorpresa fue que respondieron en torno a 90 personas con perfiles muy distintos, interesadas en aportar su granito de arena a la tierra.

Forma y fondo

De todos los solares de los distritos a los que se ha extendido la iniciativa --sin contar los del Casco Histórico-- el de Casetas es el único en el que se han proyectado huertos urbanos. El solar, de unos 2.000 metros cuadrados, tendrá una zona en la que se instalarán 28 parcelas de cultivo de 30 metros cuadrados cada una.

Entre los terrenos individuales se alternarán cubos de madera, haciendo alusión al nombre del barrio, en los que los agricultores podrán guardar sus herramientas. Por los huertos discurrirá también una pasarela de madera que llegará hasta el área de los frutales y se perderá entre los árboles. Esta parte albergará una marquesina para dar sombra y que sirva como lugar de encuentro entre los propios vecinos. El solar estará cercado con varillas metálicas torcidas que simularán cañas.

La idea, según Polo, es que los terrenos se repartan por sorteo entre los vecinos interesados. "En esta primera fase queremos generar suelo", apunta Polo, quien confiesa que más adelante trabajarán para generar más tierras de cultivo en otras parcelas, como una forma de ocio y de promoción de la alimentación sana, además de la recuperación de la huerta de Casetas. Este es el punto de partida.