+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El pleito por el patrimonio 3 Nuevas acciones judiciales Páginas 8 a 11 888

El juez autoriza el «uso de la fuerza» para entrar en el museo de Lérida

Considera que la entidad catalana ha mostrado «nula colaboración» con la Guardia Civil. La Generalitat había recurrido antes la entrega al entender que el plan de la DGA es defectuoso

 

La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ayer. - J. J. GUILLÉN / EFE

A. I. I. / D. CH. L.
08/12/2017

Horas frenéticas de recursos, contrarrecursos y providencias ante la inminente llegada del plazo dado para la vuelta de los bienes de Sijena que siguen en el museo de Lérida a la espera de que el lunes sean trasladados al monasterio. A última hora de ayer, el magistrado del juzgado número 1 de Huesca emitió una nueva providencia en la que ratificaba el día 11 como fecha de entrega pero iba más allá y autorizaba la entrada de la Guardia Civil «incluso por la fuerza» a partir de las 00.00 horas del lunes, si encontraba resistencia.

El juez dictaba esta providencia tras constatar «la nula colaboración hasta el momento» de las autoridades del museo de Lérida con la Guardia Civil «para lo cual podrán incluso utilizar la fuerza si no se les abriera de forma voluntaria los accesos a las instalaciones o a las dependencias interiores o cualquier lugar donde estén los bienes objetos de este procedimiento de ejecución provisional».También alerta que quien se oponga a esta acción podrá ser acusado de los delitos de desobediencia a la autoridad y de delitos contra la Administración de Justicia. La providencia judicial se puede recurrir en un plazo máximo de cinco días. Y solo quedan tres para que expire el plazo dado por el juez a instancias del Gobierno de Aragón.

Con esta providencia, el juez despeja las posibles dudas que pudiera haber sobre el papel de la acción policial, después de constatar en los últimos cinco días que el museo no había atendido sus requerimientos.

Otro recurso

La providencia del juez, a última hora del día de ayer, llegó después de que hubiera trascendido un recurso de la Generalitat, con el beneplácito del ministro de Cultura, emitido el día 5 a las 23 horas y 47 minutos, 13 minutos antes de que expirara el plazo. El recurso considera que el operativo remitido por el Gobierno de Aragón para el traslado es «claramente insuficiente y nulo de pleno derecho».

Indica además que la providencia se remitió el 5 de diciembre, por lo que, al haber días festivos, «da un día hábil para proceder a la entrega voluntaria», lo que es «a todas luces, insuficiente y de imposible cumplimiento». Se cuestiona la fecha solicitada por el Gobierno de Aragón, el 11 de diciembre «y no un plazo superior, lo que sería a todas luces más lógico o razonable» Pero además, el letrado, que declara que «no es un experto en restauración», considera que «no parece que un traslado de piezas de esta naturaleza pueda planificarse en una página y media», en referencia al documento del Ejecutivo aragonés.

Otro de los argumentos esgrimidos es que dan por válidos «los documentos aportados por una de las partes (en este caso la DGA) y los mismos son dados como válidos por el juez, sin haber sido trasladados a las partes restantes en el proceso para que puedan alegar la validez o suficiencia de ellos». Para el letrado, esto es «una grave infracción procesal, que produce igualmente indefensión a esta partes».

También se alude a que en el traslado no se incluye a ningún técnico de Cultura de la Generalitat, que es la conocedora «de las condiciones en que se encuentran los bienes y garantes de las condiciones de conservación en que se encuentran». En este sentido, se señala que el Gobierno de Aragón tan solo elabora un listado de las 44 piezas, sin aludir a su estado. Precisamente, el Gobierno de Aragón recibió ayer un estudio detallado de las piezas, remitido por el museo de Lérida y la consejera, Mayte Pérez, reprochó que la Generalitat ya perdió dos piezas en el traslado del MNAC a Sijena el pasado verano.

El letrado advierte de que «si en el traslado alguna de las piezas aparece en un estado de notorio deterioro, no se podrá acreditar ni cómo se recibió, cómo se embaló, cómo se trasladó y cómo se reubicó. En sus conclusiones, el recurso alude a la indefensión por no haber respetado los trámites legales establecidos por la ley autonómica, tal y como ordenó el ministro en su notificación.