Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

PARQUE DE JUEGO Y OCIO.

Un juez condena al socio industrial de ILD a pagar 160 millones de euros

Aristocrat pierde en Nueva York el pleito por una emisión de bonos convertibles.Le demandaron 18 bancos por invertir la paridad del dólar de EEUU y el australiano.

E. BAYONAE. BAYONA
06/01/2010

 

El pleito por la errónea equivalencia con la que lanzó una emisión de bonos convertibles en acciones va a terminar costándole caro a Aristocrat, el gigante australiano de las tragaperras que aparece como socio industrial de International Leisure Development (ILD), el consorcio que promueve el complejo de casinos y parques temáticos Gran Scala. El Tribunal del Distrito Sur de Nueva York ha fallado en su contra tras demandarlo 18 bancos internacionales --Deustche Bank y Lehman Brothers, entre otros-- y le ha obligado a indemnizar por daños y perjuicios tanto a las entidades financieras como a los clientes de estas que suscribieron los bonos.

El pleito le costará a la multinacional, según sus propias estimaciones, en torno a 233 millones de dólares, lo que supone algo más de 160 millones de euros al cambio de ayer --1,43 unidades europeas por cada moneda estadounidense--.

PETICIÓN
En cualquier caso, y aunque el fabricante de tragaperras tiene la intención de pedir al tribunal que rebaje esa cifra en la ejecución de la sentencia, el palo ha sido menor de lo que esperaban los analistas financieros, que cuando comenzó el proceso estimaban que Aristocrat debería afrontar el pago de indemnizaciones por valor de hasta 350 millones de dólares --unos 244 de euros--.

La operación que ha dado lugar a la condena se remonta a mayo del 2001, cuando Aristocrat lanzó una emisión de bonos convertibles en acciones al 5% por valor de 130 millones y con un plazo de suscripción de cinco años.

La emisión establecía como tipo de cambio 0,514 dólares australianos por cada dólar estadounidense cuando lo correcto era lo contrario: casi dos monedas australianas por cada pieza norteamericana. Y, tras finalizar el plazo de suscripción, Aristocrat rechazó convertir los bonos en acciones alegando un error en los tipos de cambio. Ante esa situación, los contratantes de las obligaciones demandaron a la compañía australiana, a la que acusaban de haberles provocado un quebranto por incumplir el contrato de forma unilateral.

VARIAS VISTAS
El tribunal, que señaló varias vistas a lo largo del proceso --la última a finales de mayo--, descartó finalmente la tesis defensiva de Aristocrat, que consistía en atribuir la responsabilidad sobre el quebranto a los propios obligacionistas por no haber dado "los pasos razonables para mitigar los consiguientes daños", según un comunicado de la firma australiana. La Corte del Distrito Sur de Nueva York considera que el gigante de las tragaperras no logró acreditar este extremo.

Aristocrat, que posee el 10% de las acciones de ILD, es el único socio del consorcio que cotiza en bolsa. Lo hace en Sydney, aunque con no muy buenos resultados en los últimos meses. Entre el resto de los asociados predominan los despachos profesionales y empresas radicadas en paraísos fiscales. Estas últimas suman la mayoría de las acciones.