+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Operación Molinos.

La pistola del concejal preso tenía el número de serie borrado

Juan Carlos Rodrigo Vela dijo que la encontró en la autovía de Madrid.También se hallaron diversas armas en casa de la alcaldesa presa.

 

D. MOLINÉD. MOLINÉ 02/05/2009

Un estudio de la Unidad de Balística de la Policía Científica de Madrid ha confirmado que el arma hallada en casa del concejal Juan Carlos Rodrigo Vela, encarcelado en Zuera por su pertenencia a la presunta trama de corrupción urbanística de La Muela, estaba en buen estado y funcionaba perfectamente.

La pistola automática, una Star de 9 milímetros, similar a la que usan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, fue hallada en el registro que se hizo a su domicilio ordenado por el juez Alfredo J. Lajusticia, y sobre la que no pudo presentar ni documentación ni licencia de armas. Según dijo, se la había encontrado en la autovía de Madrid tres días antes de la detención, carecía de munición para la misma y desconocía que hubiera sido manipulada. Por ello, entre los delitos que se le imputan está el de tenencia ilícita de armas.

En un primer análisis la Policía ya hizo constar que el arma tenía el número de serie borrado, algo que suele hacerse cuando tiene una procedencia ilícita porque así se impide averiguar el origen de la misma y se evita seguir el rastro que haya podido dejar en la comisión de hechos delictivos.

El laboratorio de Balística del Cuerpo Nacional De Policía ha averiguado que se trata de una pistola de fabricación española, que salió de una empresa de Eíbar (Guipúzcoa) en 1962, y por tener el número de serie alterado no se ha podido determinar la procedencia. No obstante, se realizaron pruebas de disparo con las que acreditaron el buen funcionamiento de la pistola y guardaron vainas y balas testigo para cotejarlas con otras que hayan podido ser usadas en delitos.

En los registros que se realizaron en los domicilios de los imputados en la Operación Molinos fueron localizadas varias armas, sobre todo en casa de la alcaldesa. Aunque dada la condición de cazador del marido de María Victoria Pinilla, y que tenía licencia, solo fueron inventariadas pero no requisadas. Sin embargo, en casa de Víctor, uno de sus hijos, también se confiscó una pistola eléctrica que, según dijo, había comprado en Andorra.