Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

NOMBRES

MENTES CREATIVAS

DANIEL TORRES BURRIEL WWW.TORRESBURRIEL.COMDANIEL TORRES BURRIEL WWW.TORRESBURRIEL.COM
30/06/2006

 

La innovación y la creatividad son dos conceptos que están presentes en los extensos pensamientos que Alfonso Romay, vallisoletano de 31 años asimilado zaragozano, expone día tras día en Creative Minds (tochismochis.blogspot. com), un sitio que se convierte en refugio de mentes ávidas de nuevas ideas y reflexiones.

"Trabajo como responsable de desarrollo de sistemas en una consultoría de dirección y gestión". Y desde detrás de la mesa atiende, amabilísimo, las preguntas que me asaltan. "En principio, lo orienté hacia temas de creatividad. Por eso, lo llamé ´Creative Minds´ (Mentes creativas). Considero que la creatividad es una de las herramientas más poderosas que tenemos, junto con el sentido común. La unión de ambas es muy poderosa. Más tarde, por deformación profesional, empecé a escribir sobre temas de gestión empresarial y otras aficiones".

Cuando se le habla de innovación, parece que tenga estudiada la respuesta: "La clave no es que la innovación se siga viendo como un proceso experimental. En Europa, seguimos creyendo que los expertos están en mejor posición que los consumidores para saber cómo debe ser la innovación. En EEUU, por el contrario, se impulsa el mercado de abajo arriba". Y no digamos nada cuando se menta la creatividad: "Bajo mi punto de vista, la innovación y la creatividad necesita de un grupo de personas dispuestas a romper las reglas, a cambiar el status quo establecido. Sin embargo, ciertas limitaciones, lejos de coartar, permiten modelar y enfocar un problema, buscando una solución adecuada a las restricciones impuestas". Aunque también hay espacio para la crítica: "El sistema educativo español no fomenta la creatividad, la innovación y el espíritu emprendedor. En general, preferimos la seguridad a la posible recompensa". Claro que también hace concesiones al ocio. En especial cuando habla del Japón: "Me fascina su cultura, tan diferente a cualquier pauta occidental. Son totalmente diferentes a nosotros".