Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

REPORTAJE.

"Nunca oculté mi currículum"

La elección del logotipo de la candidatura olímpica levanta polémica porque uno de los ganadores trabajó para dos miembros del jurado.

P. P. A.P. P. A.
02/04/2011

 

A Miguel Bielsa, creador del logotipo de la candidatura olímpica Zaragoza-Pirineos junto con Jorge Rabadán, le han amargado la satisfacción de haber vencido el concurso que se convocó para elegir el diseño. Una parte del resto de participantes denuncia irregularidades en su elección como vencedor ya que, dicen, Bielsa tiene relación actualmente con algunos miembros del jurado. Los detractores alegan que Manuel Estradera e Isidro Ferrer son los fundadores del estudio Camaleón en el que Bielsa trabajó hasta el verano pasado.

Hasta el momento, ni el consorcio de la candidatura ni el Ayuntamiento de Zaragoza han recibido ninguna queja formal ni alegación a la decisión por escrito. Hasta ahora tan solo han circulado algunos comentarios por la web, e incluso existe un grupo en Facebook en referencia a este asunto --que cuenta con once seguidores--.

Lo cierto es que en la página web del estudio, Bielsa sigue apareciendo como empleado de esta oficina. "Simplemente porque no la han actualizado", explica el joven, que además recalca que "no mantiene relación de amistad con sus jefes", que por circunstancias económicas se vieron obligados hace unos meses a prescindir de los servicios de Bielsa, después de ocho años. "En mi página web aparece mi currículum, que nunca oculté, y pasé todos los trámites legales para presentarme al concurso", afirma el diseñador.

El presidente del jurado y consejero de Grandes Proyectos, Jerónimo Blasco, alega que "es normal" que hayan mantenido algún tipo de relación profesional, porque "todos pertenecen" al mismo sector. Tanto Blasco, como el gerente del consorcio, Manuel Fonseca, puntualizan que "la mayoría fue tan abrumadora, que no hay pie a estas especulaciones, ya que el jurado estaba compuesto por diez personas".

Al margen

Tanto Jorge como Miguel se muestran tranquilos ante las críticas, prefieren "dejar estar la polémica" y mantenerse al margen, aunque reconocen que "todo esto nos ha afectado mucho, porque no nos lo esperábamos". Dicen que se quedan con las felicitaciones que han recibido de muchos compañeros de profesión.

Ahora, Miguel y Jorge, confían en dejar atrás esta controversia y confían en que Zaragoza se convierta en la sede, junto con los Pirineos, de las Olimpiadas de invierno.