+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

INICIATIVA PARA LA TERCERA EDAD EN ZARAGOZA

Objetivo: mejorar la calidad de vida de los mayores

La Fundación Paraíso orienta sus 30 residencias hacia el envejecimiento activo. En sus centros organiza actividades lúdicas, culturales y solidarias

 

De izquierda a derecha Anabel Lasheras, Ana María Laín, José Martínez e Ignacio Martínez en la presentación. - Foto: SERVICIO ESPECIAL

F. V. L.
10/04/2012

Inspirada en la celebración en 2012 del Año Europeo del Envejecimiento Activo y la Solidaridad Intergeneracional, ha nacido en Zaragoza la Fundación Un Paraíso para Todos, una entidad que se propone mejorar la calidad de vida de las personas mayores tanto en el plano emocional como en el intelectual. Su divisa es actuar con residentes a partir de 60 años mediante un trabajo serio y riguroso.

Formada de momento por 30 residencias geriátricas, la idea del nuevo proyecto es unificar la atención que reciben los residentes y brindarles actividades que cubren desde el ocio y el entretenimiento hasta la formación y el contacto con otras generaciones.

"Queremos mejorar la vida de las personas mayores que viven en las residencias, dinamizando y mejorando su día a día", manifestó el presidente de la Fundación, José Martínez Sánchez, en el acto de presentación de la nueva entidad.

Entre las actividades que se llevarán a cabo figuran algunas muy novedosas, como la creación de una bolsa de trabajo para nietos de los residentes o el trabajo en los recuerdos de la infancia de las personas mayores en monográficos y talleres que les permitirán revivir episodios de sus primeros años de vida, como las fiestas de sus pueblos o su barrio, según explicó la vicepresidenta de la Fundación Paraíso, Ana María Laín Ullate.

 

ORGANIZADORES "Queremos que esta entidad marque un antes y un después en la vida de las personas mayores que viven en residencias privadas", señaló, por su parte, Anabel Lasheras, coordinadora de la Fundación. "Es una iniciativa lanzada por empresas y familias aragonesas vinculadas con el mundo de la atención a los mayores y que han unido sus esfuerzos para destinar sus recursos en beneficio de una franja de edad que se merece un tratamiento especial", afirmó.

Se trata de un esfuerzo de gran mérito, sobre todo en unos tiempos de crisis económica como los actuales, que también capta sinergias del sector público relacionadas con la tercera edad, al objeto de llegar al mayor número posible de jubilados y jubiladas. De hecho, la Fundación alberga el propósito de atraer a más residencias para formar parte de su proyecto solidario.

"Hasta ahora no existía nada en Zaragoza de este estilo", subrayó Lasheras, que es experta en Educación Especial y ha sido directora general de Desarrollo Sostenible y Biodiversidad, además de senadora. "Todo irá destinado a mejorar el bienestar emocional de los residentes", aseguró.

En este sentido, explicó una iniciativa que consiste en crear un grupo de voluntarios que visitará a los ancianos en sus residencias y compartirá con ellos unas horas. "Bastará simplemente con que estos voluntarios escuchen a las personas mayores, para que sientan que cuentan en el mundo, que no están abandonadas", indicó Lasheras. "Además, los voluntarios contarán sus propias experiencias, de forma que se cree una corriente de enriquecimiento mutuo, pues son muchas las cosas que los jóvenes pueden aprender de las personas de más edad y viceversa", agregó.

La Fundación cuenta ya, por otra parte, con su propia página web (www.fundacionparaiso.com), donde se detallan las actividades que se llevarán a cabo.