Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

INFORME SEMESTRAL.

La OCDE pide a España más recortes para atajar las cifras de paro

ELIANNE ROSELIANNE ROS
26/05/2011

 

La recuperación económica de España es demasiado débil para absorber el paro, según las conclusiones del estudio semestral sobre las perspectivas económicas elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Para activar el empleo, el organismo que reúne a los 34 países más ricos del mundo recomienda al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "suavizar la obligación legal" de las empresas de aplicar los convenios del sector y abaratar el despido "de los titulares de un contrato permanente".

La OCDE mantiene así su presión sobre el Ejecutivo español para que insista en la política de recortes. De acuerdo con el estudio, el crecimiento económico español sigue siendo del 0,9% --por debajo del 1,3% que espera el Gobierno-- para este año, pero el paro aumenta. La previsión del pasado noviembre de cerrar el año con un 19,1% de desempleo ha sido revisada y se sitúa ahora en el 20,3%. El empleo no empezará a recuperarse hasta finales del 2012, tímidamente, con una tasa del 19%.

El secretario general de la OCDE, Angel Gurría, insistió en que España debe priorizar la reducción del paro de "forma sostenible" con políticas dirigidas especialmente a los jóvenes. Subrayó que "la crisis no ha quedado atrás" sino que "cambia de piel" y advirtió de que mientras los países europeos estén en situación crítica a causa de la deuda seguirán bajo presión de los mercados.

PREVISIONES A LARGO PLAZO Según apunta en su informe la OCDE, la tasa de desempleo española seguirá siendo la más elevada de la OCDE en el 2015 con un 14,5%, mientras que en el 2026 se situará en un 8,9%. Respecto a estas previsiones a la baja, la ministra española de Economía, Elena Salgado, dijo ayer que "nosotros hemos hecho unos pronósticos que tampoco son optimistas".

En este sentido, Salgado añadió que "tendríamos que intentar mejorar nuestra previsión, y eso sólo se puede hacer con reformas estructurales de calado, en las que estamos en este momento comprometidos".