+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ACCIDENTES DE MONTAÑA

Ocho rescates en el Pirineo oscense en los dos últimos días

Los rescatados proceden de Madrid, Cataluña, Castellón y Francia, y sus edades compren entre los 29 y los 67 años

 

Rescate de un montañero. - GUARDIA CIVIL / ARCHIVO

EFE
16/07/2017

Los Grupos de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM) y las Unidades Aéreas de Huesca y Benasque han realizado ocho rescates en montaña en diferentes puntos del Pirineo oscense en los dos últimos días.

En ellos ha participado igualmente personal sanitario del 061, que ha atendido a las 8 personas rescatadas procedentes de Madrid, Cataluña, Castellón y Francia y con edades comprendidas entre los 29 y los 67 años, según han informado los grupos de intervención.

El pasado viernes, 14 de julio, se llevaron a cabo dos rescates con grúa de dos barranquistas que se habían lesionado el tobillo, uno de ellos en el Barranco Formiga (Sierra de Guara) y otro en el Barranco de Escuaín (Puértolas).

Los trabajos de rescate ayer comenzaron con la evacuación de un montañero que había sufrido un accidente en la zona del Pico de los Infiernos, en Panticosa, que fue localizado con la intervención de un helicóptero en la misma cima del pico, a 3.000 metros de altitud.

A lo largo del día se llevó a cabo también una intervención en la zona de la Cresta Salenques, en Benasque, para atender a un lesionado en el tobillo por aplastamiento con una piedra.

Además, fueron evacuadas dos personas que realizaban el descenso del barranco Gorgas Negras y sufrieron sendos accidentes en sitios muy próximos, uno con un fuerte golpe en la muñeca tras haber sufrido un resbalón y otro lesionado en un pie al saltar a una poza y golpearse contra unas piedras.

Por la tarde se rescataron también en la zona de Ordesa, en Gradas de Soaso y en la Senda de los Cazadores, a un hombre que había sido atacado por una vaca y tenía un fuerte traumatismo en la cara y a una mujer que había sufrido una lesión en un tobillo que le impedía continuar la marcha.

Además, se llevó a cabo una evacuación desde el Refugio de la Renclusa de un hombre que había sufrido una caída y que había llegado hasta el refugio por su propio pie pero no podía continuar la marcha.