+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REIVINDICACIÓN SANITARIA

Los padres de bebés prematuros denuncian la saturación de las uci

Piden más recursos para que las familias puedan estar todo el tiempo con sus hijos. Reclaman más espacio en las unidades, sobre todo en la del Servet

 

Beatriz Albiac, en primer término, durante su comparencia en las Cortes. - CORTES DE ARAGÓN

J. O.
13/09/2017

La Asociación de Prematuros de Aragón reclamó ayer en las Cortes más espacio en las uci de neonatos de los hospitales zaragozanos Miguel Servet y Clínico para acabar con los episodios de saturación que, según este colectivo, suelen producirse en ambos centros. «El Infantil es referencia en prematuros y un hospital puntero a nivel estatal y llegan niños de todo Aragón, de otras comunidades limítrofes y derivados de los hospitales privados, lo que provoca esa saturación», apuntó la presidenta de la asociación, Beatriz Albiac.

Por ello, el colectivo demanda más recursos destinados a mejorar la calidad de vida y reducir secuelas en estos niños. «Faltan espacios y eso dificulta que los padres puedan estar las 24 horas con su hijo, como está permitido, y además puede estresar al bebé prematuro», añadió.

La asociación reclama, además de la ampliación de estas unidades, la posibilidad de contemplar la habilitación de alojamiento o ayudas a las familias de estos niños mientran están ingresados. «Los hay que tienen que estar semanas y hasta meses y hay familias que duermen en un cámping, el coche o la sala de espera», afirmó Albiac, que también pidió un área de capacitación específica para los profesionales médicos. Asimismo, la asociación demandó que la atención temprana a estos bebés cubierta por los servicios sociales se extienda más allá de los 6 años «en los casos que sea necesario».

Albiac recordó que «hablamos de bebés que no solo son inmaduros por fuera, sino que la mayor gravedad está en la inmadurez de sus órganos y se requieren equipos multidisciplinares en una etapa de especial riesgo de complicaciones».

Según los datos aportados por el colectivo, en el Servet y el Clínico se produjeron el año pasado 147 nacimientos de bebés prematuros de menos de 1.500 gramos de peso, de los cuales fallecieron 11, lo que supone casi un 20% más de alumbramientos de este tipo que los acaecidos en el 2015, cuando murieron 8 de estos bebés.