Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

AHORRO ENERGÉTICO

Todos los semáforos de Zaragoza serán de bajo consumo en tres años

Es una de las medidas para reducir la factura, ya que permite economizar un 85% de electricidad.El coste de la luz se ha incrementado un 57% en dos años por la expansión de la ciudad.

M. E. C.M. E. C.
16/08/2010

 

Todos los semáforos de Zaragoza estarán iluminados con lámparas LED en un plazo de tres años, un sistema que permite ahorrar un 85% de energía frente a la iluminación tradicional. Esta es una de las numerosas medidas que ya ha comenzado a tomar el consistorio de la capital aragonesa para reducir la factura de la luz, un cargo que se ha incrementado en dos años en un 57% debido fundamentalmente al importante aumento de áreas a iluminar por la expansión urbanística de la la ciudad.

Zaragoza cuenta actualmente con unos 10.000 semáforos y dos tercios se iluminan ya con lámparas de tecnología LED. Según fuentes de Servicios Públicos, el ahorro que se consigue con este sistema es notable, ya que mientras las lámparas convencionales requieren una potencia de setenta vatios las LED consumen solo diez. Además, su visibilidad es superior a la convencional. Por eso uno de los objetivos del consistorio es que el 100% de estas señales funcionen con esta tecnología.

En tiempos de crisis cada euro cuenta. Por eso el consistorio trata de reducir en la medida de lo posible la factura de la luz. A pesar de las medidas que se han tomado ya la evolución ha sido ascendente. Y de forma notable. En el 2008 se presupuestaron 6,7 millones de euros, en el 2009 esta cifra ascendió a 9,5 millones de euros y para este ejercicio el monto destinado se ha incrementado hasta los 10,5 millones de euros, es decir, un 57% de aumento en dos años.

Este aumento, indican desde Servicios Públicos, se corresponde, además de al incremento de las tarifas eléctricas, al aumento de áreas a iluminar con la expansión urbanística de la ciudad, como los cinturones, los nuevos barrios o el Parque del Agua, entre otros. Por ejemplo, además del alumbrado público, en la factura se suman otras partidas, como las que resultan de iluminar 28 bibliotecas, 21 centros cívicos, 30 centros de convivencia, 27 centros deportivos municipales, 19 pabellones deportivos o 25 campos de fútbol, etcétera.

ALUMBRADO PÚBLICO Además de los semáforos, se está sustituyendo también el alumbrado público de la ciudad por luminarias de menor consumo. Así, se han sustituido las lámparas de 150 vatios de vapor de sodio por lámparas de halogenuros metálicos y se están cambiando luminarias de vapor de sodio de 250 vatios por luminarias LED de 82 vatios. Ya se ha actuado en el barrio Oliver, parque de la Leña, parque de la Paz, calles Espoz y Mina, Bayeu, Forment, Santiago, Boggiero, Capitán Portolés, Hernán Cortés y andador central del paseo de Sagasta. Además, en el Arrabal, se han sustituido las lámparas de 42 faroles de vapor de sodio y 150 vatios por otros tantos con lámparas LED de 80 vatios de potencia.

A pesar de lo abultado de la factura energética municipal, la ciudad ya cumple sobradamente con los objetivos que el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) ha planteado para el año 2012 en cuanto a consumo de kilowatios/hora por habitante y año en la iluminación exterior de las ciudades. Concretamente, el Plan de Acción 2008-2012 establecía como dato de partida para el año 2004 un consumo de 78 kilovatios por hora por habitante y año, y el objetivo de que dicho consumo pasara a ser de 75 kilovatios en el 2012. En este sentido, y en el caso de Zaragoza, los datos de explotación del Servicio de Alumbrado indican que el año pasado el consumo del alumbrado público exterior fue de 44.460.000 kilovatios, lo que aplicado a los 698.000 habitantes censados arroja un consumo medio por habitante y año de 63,69 kilovatios, un 15,08% que el objetivo para el 2012.