Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

Casco Histórico.

Ya solo queda cortar la cinta

El colegio de Arquitectos de Aragón alberga una exposición con las maquetas y diseños que un grupo de escolares propuso para la adaptación de un solar en el Coso.

D. CH.D. CH.
11/12/2009

 

Pudo haberse quedado como un solar abandonado o ser un lugar con animales y agua, o una extraña pista de patinaje, o un huerto, o un campo de fútbol o un merendero. Todas ellas son propuestas de niños que salieron de un concurso de ideas desarrollado el pasado mes de noviembre bajo el lema ¿Qué es Arquitectura?, promovido por el programa estonoesunsolar desarrollado por la sociedad Municipal Zaragoza Vivienda a iniciativa de la oficina de Planes Integrales de Casco Histórico para cambiar el uso de un solar en el Coso Bajo.

En la muestra que se inauguró ayer en la sede del Colegio Oficial de Arquitectos de Aragón, y en la que se entregaron los premios al equipo ganador y a los finalistas, se pueden encontrar muchas más ideas. Desde la plaza del circo de los artistas al parque del laberinto, pasando por un espacio totalmente vacío en el que instalar mantas para hacer intercambios y no gastar ni un solo euro.

Salir a la calle

Nacho Grávalo, uno de los arquitectos con los que los niños trabajaron para crear sus maquetas, destacó el objetivo de la propuesta. "La intención original era que los adultos no condujeran las ideas, y que todo fuera lo más libre posible". En la mayor parte de ellas, los participantes buscaron incluir zonas verdes y elementos naturales, "pues son cosas que no encuentran en el barrio al salir a la calle", precisó.

En realidad, salir a la calle es lo que buscan la mayoría de los que participaron en el proyecto. Jorge Beltrán, Laura Izquierdo, Amaranta Garcés y Marta Lalinde, del centro infantil Gusantina, que se han proclamado ganadores del concurso, inciden en ese aspecto. Su idea, llamada Campiteatro, propone un escenario en forma de trébol de cuatro hojas en un recinto hasta ahora abandonado, será una realidad en pocos días cuando terminen los trabajos de iluminación del solar 182.

"Estamos muy contentos de que hayan elegido nuestra idea", declararon ayer los ganadores durante la entrega de trofeos. Por el momento, esperan con ganas poder inaugurar su escenario, "y cortar la cinta". Hace unos días se acercaron al solar a ver como avanzaban los trabajos y consideran que está quedando "genial". Lo que más valoran del concurso es que se les haya escuchado para crear un espacio en el que poder salir a la calle, algo que siempre encuentran a faltar en su barrio. Si su idea no hubiera ganado, lo tienen claro. Para ellos, la mejor de las propuestas es "la montaña de colores".

En la entrega, tanto el presidente de la Junta de Distrito del Casco Histórico, José Manuel Alonso, como el presidente de la Demarcación de Zaragoza del Colegio Oficial de Arquitectos de Aragón, Luis Peirote, quisieron felicitar a los participantes por haber dado una lección de imaginación sin límites llevada a cabo por un grupo de artistas.