Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

El Periódico de Aragón | Sábado, 1 de noviembre de 2014 - Edición impresa

Los deportes de aventura

Héroes de la Zona Cero

Los bomberos David Robles, Alberto Gómez y Luis Gárate se llevaron metal en la carrera vertical de los Juegos Mundiales La prueba se celebró en Nueva York

R. MARTÍ 16/09/2011

Nunca se le pudo pasar por la imaginación a José Luis Gárate que gracias a una bendita lesión de menisco en su rodilla la vida de este bombero zaragozano cambiaría de forma radical. Era un futbolista empedernido, pero en el 2010 tuvo que pasar por el quirófano. Entonces le convencieron unos compañeros de trabajo para que subiera rascacielos corriendo. El pasado mes de agosto acudió a los Juegos Mundiales de Policías y Bomberos y fue uno de los reyes en la Zona Cero, logrando en el World Trade Center un total de cuatro metales en Master B, categoría para deportistas de 45 a 50 años. "Tengo que reconocer que me ha enganchado totalmente el tema", explica emocionado Gárate.

Los Bomberos de Zaragoza demostraron su gran nivel en Nueva York. El líder fue David Robles, que se llevó la medalla de oro en la categoría Open, mientras que Alberto Gómez fue el quinto con traje de intervención. Por equipos, Gómez y Robles ganaron el oro con un bombero andaluz y otro madrileño. Gárate se llevó cuatro medallas, dos individuales y dos por equipos.

Desde Zaragoza viajaron 38 bomberos, tres policías locales y una agente forestal. "Se disputaron las modalidades de natación, tenis, baloncesto, voley, fútbol, escaleras y el muster (pruebas específicas de bomberos)", explica David Robles. La prueba de escaleras se desarrolló en la Zona Cero, en el World Trade Center City. Los corredores partían cada 30 segundos. "El rascacielos tenía 49 plantas, aunque subimos 37 de las de allí, puesto que el número de peldaños es totalmente diferente", dice Robles.

Robles subió como un atleta, en pantalón corto y camiseta, y se llevó el oro acabando en cuatro minutos. "Saqué diez segundos al segundo clasificado, un atleta americano". Pese a que debutaba en esta competición de nivel mundial, Robles sabía que podía terminar muy cerca de la cabeza. "Tenía opciones de podio puesto que los resultados habían sido muy buenos durante la temporada", indica Robles.

Cada edificio tiene unas características. Hay rascacielos a los que el corredor se puede agarrar a las barandillas de ambos lados. "Pero aquí el problema fue que el ancho de la escalera era de más de dos metros. El giro fue a derechas y solo nos pudimos agarrar a la barandilla de la derecha, cuando los giros suelen ser de izquierdas", dice Robles.

Robles es un deportista de 36 años que proviene del atletismo. Era un especialista de los 3.000 obstáculos. "Es una modalidad muy dura y las sensaciones no tienen nada que ver con correr una prueba de 800 lisos. Tienes la sensación de ir todo el rato atrancado". Robles subía los escalones de dos en dos. "Si vas de uno en uno, mala señal. Hay que procurar ir corriendo todo el rato. Aquí valen poco las tácticas. Puedes comenzar a un ritmo y de repente te viene el bajón. Hay que intentar cambiar de pierna para no cargar siempre la misma", dice Robles.

 

Gran dureza

La exigencia orgánica es máxima en los ascensos a rascacielos. "Nos han hecho pruebas en el Centro de Medicina del Deporte y me acerco a las 190 pulsaciones por minuto. A las 200 gracias a Dios no he llegado en la vida, pero cuando más se sube de pulsaciones es cuando vas con el traje de intervención. Hay que tener en cuenta que vas con 25 kilos de peso". La indumentaria se compone de las botellas de oxígeno, el casco, el chaquetón, guantes, cubrepantalón y botas.

Garate es un chico con zapatos nuevos con sus cuatro metales colgadas del cuello. La medalla a la que le da más mérito es la plata individual con el equipo de intervención. "Fui todo el rato a ritmo, subiendo escalones de dos en dos. Mantuve el ritmo hasta arriba". Gárate se quedó sorprendido de la dureza de la carrera. "En la meta había gente tumbada en la camilla con su gotero. A mí no me lo pusieron porque recupero bien. Me van las carreras largas y no soy nada explosivo".

 

Envio de noticia

Rellene el siguiente formulario para enviar esta noticia a un amigo por e-mail:

Escribir comentario
Formulario de acceso de usuarios

Recordarme en este equipo

Si no tienes cuenta de Usuario registrado puedes registrarte como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla

NORMAS DE PARTICIPACIÓN

La opinión de LA CABECERA se expresa sólo en los editoriales y los articulistas. Los usuarios de este espacio exponen, por tanto, posturas personales.

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Los autores de los comentarios que no se ajusten a las normas de participacion podrán ser identificados a través de sus IP a petición de las autoridades.

Usar cuenta de usuario

Acepto la cláusula de privacidad

CLÁUSULA PRIVACIDAD

Le informamos, que con arreglo a la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales, de 13 de diciembre, LO 15/1999, cuando el Usuario facilite sus datos de carácter personal está autorizando expresamente al titular de esta Web al tratamiento e incorporación de los mismos en un fichero de su propiedad, debidamente comunicado a la Agencia de Protección de Datos.

El Usuario o su representante podrá ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición enviando un escrito junto con una fotocopia de su DNI al domicilio que consta en la Mancheta de este diario. Todo esto, según lo estipulado y recogido en el Aviso Legal.

Los campos marcados con (*) son obligatorios.

Fotogalería gran premio movistar aragón

Real Zaragoza