+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

BALONCESTO

Sáez dimite de sus cargos en la FIBA

El expresidente de la Federación Española está siendo investigado por malversación de dinero público

 

Sáez (izquierda) con el exresponsable del CSD, Miguel Cardenal. - JUAN CARLOS HIDALGO / EFE

EL PERIÓDICO
20/03/2017

El Comité Ejecutivo de la FIBA ha decidido aceptar la renuncia del expresidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB), José Luis Sáez, de los dos cargos que ostentaba, como miembro del comité ejecutivo, que ejercía desde 2014, y también del Central Board, según informa en un comunicado oficial el organismo internacional del baloncesto que se ha reunido este fin de semana.

José Luis Sáez dejó de ser presidente de la FEB en verano de 2016 a raíz de las investigaciones abiertas por un presunto uso de los fondos federativos durante el periodo de noviembre del 2004 y julio de 2016, investigación que está en curso en el juzgado de Instrucción 36 de Madrid.

El caso salió a la luz en su día por una investigación del diario 'El Mundo', que desveló en diciembre de 2015 que el Consejo Superior de Deportes (CSD) había encargado una auditoría a la Federación ante las sospechas del presunto uso irregular de los fondos federativos.

CAMBIO EN LA PRESIDENCIA

En cuanto se hizo público, Sáez dejó temporalmente la presidencia por una supuesta baja médica y solo regresó en febrero del 2016 para adelantar las elecciones, a las que ya dejó claro que no se presentaría. En las elecciones, celebradas en el mes de julio, se impuso la opción continuista liderada por Jorge Garbajosa, que ya formaba parte de su equipo.

Sáez está siendo investigado en la actualidad por presuntos delitos de malversación de caudales públicos, apropiación indebida, falsedad documental, blanqueo de capitales, delito fiscal y pertenencia a grupo criminal.

La propia FEB, que en el inicio de la instrucción rechazó personarse como afectada por la gestión de Sáez, se encuentra ahora investigada por el magistrado Juan Antonio Toro, según desvela 'El Independiente', para determinar si fue cooperadora necesaria o víctima del daño patrimonial causado por la gestión del anterior presidente y si tuvo algo que ver en el destino de más 18,6 millones de euros, relacionados en la mayoría con la organización de la Copa del Mundo del 2014, que se sospecha que han desaparecido.