Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

LA CONSTRUCCIÓN EN ARAGÓN

El Grupo Lobe crece más de un 20% tras facturar 50 millones en el 2016

La compañía casi ha triplicado su plantilla en los últimos tres años

R. L. M.
05/05/2017

 

Tras el fuerte crecimiento registrado el año pasado, Lobe se consolida aún más como la principal constructora aragonesa. La facturación del grupo subió más de un 20% en el 2016 hasta alcanzar los 50 millones de euros y encadena varios años creciendo a este ritmo. El 2017 no será una excepción. «Prevemos estar entre los 58 o 60 millones de euros de cifra de negocio y rondar los 10 millones de beneficio, frente a los 3 del 2016», subrayó ayer a este diario el director general de Lobe, Juan Carlos Bandrés, durante la presentación del proyecto Globe, que aspira a industrializar todos los procesos de producción «convirtiendo las obras en fábricas».

La compañía aragonesa, que este año celebra su 30 aniversario, tiene muchas esperanzas puestas en este proyecto, sobre el que prevé cimentar su expansión futura. En este sentido, la firma diseñó el año pasado el plan estratégico 2016-2020, que incluye el desarrollo, ejecución y venta de 2.700 viviendas en Madrid (el 40%), Aragón (30%) y Valencia (30%). Según apuntó ayer Bandrés, el grupo tiene actualmente unos 800 pisos en marcha (el 80% propios y el 20% para otros operadores) con un volumen de negocio gestionado próximo a los 180 millones de euros. «La mitad de ellas están en Zaragoza y en torno a un 70-80% ya se han comercializado», destacó Bandrés, constatando el regreso de las compras sobre plano y la recuperación del sector residencial.

A este respecto, el director de Lobe consideró que, «a pesar de la recuperación», persisten incertidumbres y la demanda sigue siendo baja en un contexto muy competitivo en precios. «Hace unos años las viviendas se vendían solas, ahora las tendremos que vender nosotros y para ello apostamos mucho por personalizar los pisos a cada cliente», comentó.

UN CENTENAR DE TRABAJADORES/ El crecimiento registrado en los últimos años se ha visto reflejado en la plantilla. El grupo cuenta actualmente con 100 empleados directos, frente a los 59 del 2015 y los 41 del 2014. «70 de ellos están en Zaragoza, 20 en Madrid y 10 en Valencia, a los que hay que sumar los de las subcontratas», concretó la directora comercial, Trinidad de Miguel. Las oficinas centrales de Lobe se sitúan en el polígono Alcalde Caballero.