+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

incertidumbre laboral en el call center de plaza

HP Zaragoza vuelve a cambiar de manos y deja en el aire 220 empleos

Caixabank saca a concurso el servicio que le presta, lo que agrava la inquietud. La multinacional fusiona el negocio con CSC y pasa a llamarse DXC Technology

 

Una protesta de los trabajadores de HP en Zaragoza en mayo del año 2014. - ARCHIVO

JORGE HERAS PASTOR
15/03/2017

La inquietud por el futuro del empleo vuelve a instalarse en el call center de HP en Zaragoza, situado en Plaza y que da trabajo a unas 540 personas. El motivo es un nuevo cambio de propiedad que se ha producido como consecuencia de la reciente fusión entre el negocio de servicios empresariales de Hewlett Packard Enterprise (HPE) y la también norteamericana Computer Sciences Corp (CSC). A partir del 1 de abril, la compañía resultante pasará a denominarse DXC Technology, con lo que perderá la marca HP. Esta, pese a controlar el 51% del accionariado, ha cedido la gestión al otro socio. «No sabemos qué pasará a partir de ahora y cómo afecta esta compleja operación a España», apuntaron fuentes del comité, que temen un recorte de personal como el ya ha anunciado por la empresa en Suecia.

La nueva sociedad sucederá a la antigua HP Procesos de Negocio, que supone el grueso de la plantilla de la multinacional en Zaragoza con unos 220 empleos y también la parte «más débil» en este proceso de cambio, según los sindicatos. DXC integrará asimismo los negocios de consultoría y outsourcing, a los que pertenecen, respectivamente, 192 y 125 trabajadores de Plaza.

Continuos reajustes

Se trata de la enésima reestructuración que afrontan los trabajadores de este centro desde su adquisición por HP en el 2009 con la compra de EDS, entonces ubicada en la avenida Cataluña. Un año después, este gigante tecnológico se hizo también con Iberalbión, la filial de servicios bancarios de Barclays en España (antes Banco Zaragozano), y se trasladó a Plaza (edificio Barclays), donde llegó a contar con más de 1.300 puestos de trabajo. En el 2014, Iberalbión (unos 540 empleos) volvió a manos del banco británico, que con el traspaso de su negocio español a Caixabank acabó disgregándose en dos, aunque siguieron compartiendo sede.

El 50% de la plantilla se subrogó de nuevo a HP para seguir prestando atención a las oficinas y clientes de Caixabank, mientras que la otra mitad (bajo la sociedad Iberalbión) se vendió a la filial de tarjetas del Popular (Bancopopular-e). Sobre esta última, rebautizada como WI Think y cuenta con 291 empleados en Plaza, también se cierne un cambio de manos por la reestructuración de esa entidad bancaria.

En el lado de HP, ahora denominada de DXC, la continuidad del empleo está doblemente amenazada porque Caixabank acaba de sacar a concurso el servicio de call center que le presta, cuyo contrato expira el 31 de mayo. «No es el momento más oportuno, en medio de este proceso de fusión», apuntaron desde el comité, al tiempo que criticaron la política laboral de la compañía por el «incesante goteo de despido» y el abuso de contratos de ETT. Este diario trató de contactar con HP sin recibir respuesta.