+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

el crecimiento de la mayor empresa de capital aragonés

Saica compra otras dos fábricas de embalaje y se afianza en el sector

El grupo papelero avanza así en la diversificación de su gama de productos. Las firmas, ubicadas en Holanda, emplean a 100 personas y facturan 53 millones

 

Hace 18 meses Saica no tenía fábricas en este sector y hoy ya tiene 12. - ÁNGEL DE CASTRO

R. L. M.
24/12/2016

Hace 18 meses Saica no tenía ni una sola fábrica en el sector del embalaje flexible. Hoy, tras las cuatro operaciones de compra que ha protagonizado en menos de un año y medio, ya cuenta con 12. El grupo papelero aragonés dio ayer un paso más en su proceso de diversificación al anunciar la adquisición de otras dos factorías de envoltorios plásticos: Schut y Hellema. La operación, cuyo importe no fue desvelado, también incluye la compra de la firma distribuidora Lemapack. En total, las tres empresas del grupo Flexible Packaging Holding emplean a 100 personas y facturan 53 millones de euros.

La nueva operación reafirma la fuerte apuesta de Saica por el embalaje flexible, tal y como destacó ayer a este diario su presidente, Ramón Alejandro. «Creemos que tiene un potencial de crecimiento importante y, además, sus clientes finales (de alimentación, bebidas o detergentes, principalmente) son los mismos que los del sector del cartón», destacó Alejandro, que apuntó que «ahora lo que debemos hacer es asentarnos en la actividad».

Su aterrizaje en esta industria se produjo en junio del 2015, cuando adquirió el grupo Polibol-Bolfor, con plantas en Zaragoza y Madrid y unos 150 trabajadores. Un año después se hizo con la italiana Centroplast, que emplea a 235 personas en sus dos centros de producción de Italia y Luxemburgo, mientras que el pasado octubre anunció la compra del grupo Americk Packaging, con seis fábricas de embalaje en Reino Unido e Irlanda y casi 700 empleados.

Con esta nueva operación, además, el grupo aragonés se posiciona por por primera vez en Holanda.

Schut, uno de los fabricantes de envases más antiguos de los Países Bajos, produce embalaje flexible para la industria de la alimentación y del tabaco y emplea a unas 70 personas, mientras que Hellema trabaja sobre todo para el sector panadero y cuenta con 30 trabajadores. Por su parte, Lemapack ofrece soluciones de embalaje a clientes de todo el mundo y factura 19,6 millones.