+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

exposición hasta el 2 de diciembre

El binomio del origami y las matemáticas

El EMOZ dedica una muestra al carácter científico del arte de doblar papel

 

Muchas de las obras fueron creadas por Covadonga Blanco. - josé miguel calvo

La muestra explica la importancia de las matemáticas en el origami. - josé miguel calvo

EFE / EL PERIÓDICO
14/09/2018

La Escuela-Museo de Origami de Zaragoza (EMOZ) acoge entre mañana y el 2 de diciembre la exposición Papiro_mates, dedicada a la relación entre las matemáticas y la papiroflexia, en la que destaca el carácter geométrico de las figuras expuestas pero también la importancia de las matemáticas en el diseño de figuras.

Y también, según destacaron los organizadores, sobresale cómo la combinación de ambas disciplinas se ha utilizado, por ejemplo, para plegar y desplegar los paneles solares de satélites espaciales o para resolver problemas clásicos.

Una de las salas se centra en el origami modular: cuerpos geométricos construidos ensamblando figuras de papel idénticas y en otra se resalta la importancia de las teselaciones, que son figuras en las que un mismo motivo se repite numerosas veces cubriendo el espacio y que, generalmente, cuenta con cientos y cientos de pliegues y doblados, unos sobre los otros.

El estudio de las cicatrices que aparecen en una hoja de papel tras desplegar una figura y su importancia a la hora de diseñar nuevos modelos es el eje de otra de las salas.

También hay un lugar para los nombres propios, en cuanto a origami matemático se refiere, uno de los cuales es el de Covadonga Blanco, quien además de destacar como matemática, docente y divulgadora, fue la encargada de plegar buena parte de los modelos expuestos en esta exposición. Entusiasta e incansable, tal y como cuentan los que la conocieron, Blanco dedicó buena parte de su tiempo a investigar el origami como herramienta pedagógica para enseñar matemáticas, aprovechando la construcción de figuras para el estudio de propiedades geométricas.

Muchos son los trabajos sobre este tema que salieron de sus manos y muchos los cursos y conferencias que impartió en colegios, institutos y universidades de toda España.

Blanco fue también una de las principales impulsoras del grupo gallego de papiroflexia y a través de él desarrolló una labor impagable de difusión, de forma «generosa y entregada».

La Escuela-Museo de Origami de Zaragoza, situada en la segunda planta del Centro de Historias (Plaza San Agustín, 2) acogerá esta exposición entre el 15 de septiembre y el 2 de diciembre.