+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El director de cine aragonés Conrad Mess, favorito en el circuito USA de iPhone films festivals

Su nuevo corto, Time to Pay Off Debts, rodado íntegramente en New York, aspira a arrasar en el circuito de filmes rodados con iPhone. Conrad Mess ha recibido el Best Global iPhone Filmmaker en San Diego (EEUU) y suma ya 30 premios en festivales internacionales

 

AGENCIAS
12/07/2016

El director de cine Conrad Mess, nacido en Zaragoza y reconocido mundialmente como el mejor iPhone filmmaker del panorama internacional, ha escogido un iPhone 6S+ para rodar Time to Pay Off Debts (Hora de pagar las deudas) su nuevo corto. La nueva creación, rodada íntegramente en New York, llega después del éxito de The Other Side, el corto con el que arrasó en festivales de todo el mundo, desde EEUU (Los Angeles, San Diego o New York) hasta Sitges o Argentina, entre otros muchos. En algunos certámenes, incluso se ha impuesto a películas rodadas con equipos de grabación convencionales. El director aragonés aspira ahora a reeditar su éxito con una gira que ha dado comienzo en New York.

El estreno oficial de Time to Pay Off Debts ha tenido lugar en el Producers Club de New York, tras su preestreno en el Mojocon de Dublin (la mayor conferencia mundial de Smartphone Filmmaking ) y el San Diego Mobile Film Festival. Ahora, tras el pistoletazo de salida de New York, el corto inicia su andadura en el iPhone Film Festival de Los Angeles, donde Conrad Mess ha sido premiado ya en cuatro ocasiones.

El nuevo corto és un noir film, rodado en blanco y negro, que nos traslada a los peligrosos años 40. La historia se desarrolla en un bar semi-clandestino, y para el rodaje se escogió el célebre The Back Room, una de las dos tabernas clandestinas de New York que sobrevivieron a la Ley Seca y que permancecen activas en la actualidad.

Con Time to Pay Off Debts, Conrad Mess rinde su particular homenaje al género negro, pero no renuncia a sus habituales referentes (Tarantino, Robert Rodríguez, David Lynch). En este corto, además, el director propone un guiño inteligente a los espectadores que se esconde tras los diversos acentos –irlandés, inglés, americano- de los personajes que aparecen en el corto.

La música, a cargo de Tilman Sillescu, ha sido grabada en los prestigiosos estudios Dynamedion de Mainz (Alemania). Los estudios Dynamedion son conocidos por sus trabajos de bandas sonoras de películas y han trabajado para directores como Peter Jackson y compositores como Hans Zimmer, entre otros.