+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

MUESTRA DE CINE LATINOAMERICANO DE CATALUÑA, EN LÉRIDA

Javier Espada estrena su filme sobre Asunción Balaguer

El aragonés retrata "la luz" de la viuda de Rabal en 'Una mujer sin sombra'

 

Balaguer y Espada, en el rodaje. -

EL PERIÓDICO
15/04/2013

Javier Espada, cineasta y director del Centro Buñuel de Calanda, vive hoy el preestreno, en la Muestra de Cine Latinoamericano de Cataluña, de su documental Una mujer sin sombra, sobre la vida y obra de la actriz Asunción Balaguer, quien fuera mujer de Paco Rabal. El preestreno tendrá lugar a las 20 horas en el Caixaforum de Lérida y contará con la presencia de la propia actriz, Asunción Balaguer; el director, Javier Espada; y el productor, Luis Miñarro. La película también participará en el Festival de Cine de Málaga el próximo 24 de abril.

En realidad, todo el equipo de rodaje de esta producción hispano-mexicana tiene gran presencia aragonesa; además del director, la productora, Tolocha; el oscense Alberto Andrés Lacasta, coguionista y ayudante de dirección; Jorque Fuembuena, responsable de la foto fija; Vicky Calavia (documentación) y Miguel Ángel Remiro (músico). También participa en la producción, Luis Alegre y cuenta con la colaboración del gobierno de Aragón y Aragón TV.

Este documental es un viaje sobre la vida personal y profesional de Asunción. Un punto de vista muy entrañable que repasa muchos recuerdos de la actriz, sobre todo, de su relación con Rabal así como con Buñuel, Picasso o Alberti, entre otros. De hecho, el documental recoge imágenes inéditas de algunos de los momentos que compartieron estos artistas a lo largo de su vida. También participa en la película familiares y amigos que han querido sumarse a este homenaje a la polifacética actriz. Entre ellos, sus hijos, Teresa y Benito; su nieto, Liberto; o compañeros de escena como Pilar Bardem, Sancho Gracia, Ángela Molina, o Pepe Viyuela.

La actriz se retiró de los escenarios teatrales para dedicarse a su marido pero, tras su muerte, ha vuelto a sus 84 años. El título hace referencia a esa característica de Balaguer, la de estar siempre junto a su marido, Paco Rabal, y "parece que no tenía sombra propia, pero también porque es una persona muy luminosa, llena de luz", explica Espada.