+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El concierto de un grupo único

Música celestial en Zaragoza

Los niños cantores de París, considerado uno de los mejores coros del mundo, ofrecieron ayer un recital sacro en la iglesia de San Carlos, «un lugar muy bonito para entonar nuestros cantos»

 

Los niños cantores de París, en su último ensayo antes del concierto de ayer en la iglesia de San Carlos de Zaragoza. - CHUS MARCHADOR

NATALIA GARRIDO
12/07/2018

«La música aporta una dimensión emocional que supone un añadido a las palabras». Así lo cree François Polgár, el director actual de Los niños cantores de París, que ayer ofrecieron un concierto gratuito en la iglesia de San Carlos de Zaragoza, «un lugar muy bonito para entonar nuestros cantos», según aseguró uno de los cantores, un tenor, poco antes de comenzar el recital.

Conocidos en Francia como Les Petits Chanteurs de Sainte-Croix de Neuilly, la formación deleitó al público con unas veinte piezas musicales para conformar un repertorio sacro. Y lo hicieron acompañados por el pianista Jean-Christophe Polgár y de su director, antiguo director de los Coros de la Ópera de París y director de los Coros de Radio France.

«Como somos un coro francés, y estábamos en el extranjero, queríamos que la música francesa tuviera bastante protagonismo», confesó el director del coro, por lo que la mayoría de las piezas que se escucharon en la iglesia fueron de compositores franceses del Renacimiento, del Barroco y de los siglos XIX y XX.

Doble homenaje // Por otro lado, los coristas interpretaron una obra del compositor español Pau Casals para «homenajear al país que nos acoge para dar su concierto», y otra de un compositor portugués, en honor al próximo país que visitarán.

Considerados por los expertos como «el mejor coro de chicos de Francia y uno de los mejores coros del mundo», algunos de los integrantes del coro infantil declararon que «reaccionan a esto comportándonos simplemente como cualquier otro coro, siempre intentando mantener el nivel y la calidad muy rigurosamente, transmitiendo el mensaje de la tradición cristiana y, sobre todo, un componente de paz».

Entrar a formar parte del coro «no es necesariamente difícil», pero sí que es verdad que «hace falta mostrar cualidades musica les y, sobre todo, «muy buen oído», declaró François Polgár. De hecho, «se selecciona a los cantores según su voz».

Como empiezan con solamente 8 años, entonces no forman parte del grupo que va a las giras y tienen que cursar varios años de formación vocal y musical hasta que, con 10 u 11 años, ya pueden pasar a ser integrantes del coro. Luego, a los 14 años, cuando les cambia la voz de los tonos agudos a los graves, pasan de las voces de soprano a las de tenor, con los mayores.

‘Los chicos del coro’ // «Siempre nos han comparado con la famosa película francesa Los chicos del coro, hasta el punto de que el productor nos llamó para que fueramos nosotros los que hicieramos la película, pero rechazamos por diversas razones», confesaron los miembros del coro. De hecho, las dos formaciones eran muy similares al principio, pero «hoy en día ellos tienen un repertorio más variado y Los cantores de París nos centramos más en música clásica», contó François Polgár.

Los niños cantores de París comenzaron en Zaragoza su gira por España. A continuación, actuarán esta noche a las 21.30 horas en Madrid en la Basílica La Milagrosa y mañana estarán en Alcalá de Henares, en la Catedral Magistral, a las 20.30 horas. A partir del 15 de julio y hasta el día 27 del mismo mes, Les Petits Chanteurs de Sainte-Croix de Neuilly viajarán su recorrido por Portugal con su mensaje de paz.