+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA CITA, QUE SE CELEBRA DEL 18 AL 20 DE JULIO, ESTÁ DEDICADA A LOS CUENTOS

Pablo Berger y su 'Blancanieves', protagonistas en Uncastillo

El director asistirá a las Jornadas de Cine Mudo de la localidad zaragozana para recibir un homenaje

 

Pablo Berger recibirá la Bocina de pierda. - Foto: JOSÉ LUIS ROCA

EVA GARCÍA
07/07/2014

Hubo una época en la que los protagonistas de cuentos como Blancanieves, Peter Pan y otros no hablaban con palabras. Lo hacían con la mirada, con gestos y también con la banda sonora que les acompañaba. Hoy esos mismos personajes vuelven a tomar protagonismo y a comunicarse sin palabras gracias a las Jornadas de Cine Mudo de Uncastillo, que se celebrarán del 18 al 20 de julio en la localidad zaragozana; y que organiza la asociación La Lonjeta

Y es que, esta 14 edición --el año pasado no se celebraron-- está dedicada al cuento porque "después de trece años es un tema que nos gustaba y no habíamos tratado", explica Josu Azcona, director de las jornadas.

Como ya es tradicional, el certamen se basa en seis sesiones de proyecciones con música en directo en la Lonja Medieval/Salón de Congresos San Miguel. Se exhibirán una película actual como es Blancanieves, de Pablo Berger, que visitará además Uncastillo. Otros cuentos animados que podrán verse, también el 18 de julio, Alicia en el país de las maravillas (del año 1903), de Cecil M. Hepworth, con música en directo de Jonás Gimeno.

El sábado, 19, se proyectarán Peter Pan (1924), de Herber Brenon, con el piano en directo de Josetxo Fernández de Ortega y Carlos González; Cinderella (1922), de Lotte Reiniger, con la voz de Ana Pérez, entre otras.

 

HOMENAJES Josu Azcona destaca que Blancanieves pueda verse en Uncastillo, ya que todavía no se ha estrenado en la localidad; y resalta la valentía de Pablo Berger por apostar por el cine sin diálogos, que le valió una decena de goyas en el año 2012. Además, Berger (sábado, 19) recogerá una de las tres Bocinas de piedra que entregan las Jornadas en reconocimiento a la labor por la difusión del cine en general y el mudo en particular. Además del director de Blancanieves también serán homenajeados Luis Antonio Alarcón e Ignacio Alfayé.

Azcona destacó también la exposición --la inauguración será el viernes, 18 de julio, Cuentos en la linterna mágica, "montada expresamente para Uncastillo" con placas coleccionadas por Stella Ibáñez y Francisco Boisset sobre el cine antes del cine.

En esta edición --al igual que en las anteriores-- se potencia también la implicación de los niños, por eso se ha organizado un taller infantil de cine mudo con manualidades. Se proyectará también Peter Pan, de Herber Brenon, que irá precedido por el cuentacuentos Debajo de un telón, de Oswaldo Felipe (PAI); y Estrella Ramón, "que como no puede venir nos ha grabado un vídeo con cuentacuentos", que también se podrá ver.

El sábado, tendrá lugar la ya tradicional Cena en el cine en el Pabellón municipal, una velada a la que asistirán unas 150 personas, en la que además de cena, habrá cine y música. Se verán trabajos como Bendito Machine IV, de Jossie Malis, premio al mejor cortometraje en Ecozine, Elsie y el conejo marrón, de Gwendolen Tremayne, con la música de Mikel Elizaga. El concierto correrá a cargo de Abbeynida Road.

También se rendirá homenaje a Chaplin, con la proyección de Charlot en el hotel, "una película de sus inicios", filmada por Mack Sennett en 1914. Las jornadas de Uncastillo están hermanadas con el Festival d'Anères, por lo que se podrán ver (el sábado) cortometrajes como Barba azul, de Georges Meliés; Alí Babá y los cuarenta ladrones, de Ferndinad Zecca y Segundo de Chomón; La bella durmiente, de Albert Capellani y Chomón; y Pulgarcito, también del turolense; con música de Ignacio Plaza.

Otras proyecciones serán la del documental Sanz y el secreto de su arte, de Maximiliano Thous y Francisco Sanz, un documental sobre el ventrílocuo valenciano que triunfó en los escenarios de todo el mundo en las primeras décadas del siglo XX.