+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

gala en el teatro principal

«Soy activista porque hay que recuperar el espacio de la cultura»

Pere Portabella, embajador de Ecozine, asistió ayer a la entrega de premios del festival

 

Pere Portabella, ayer en el Principal, donde se le nombró embajador de Ecozine. - CHUS MARCHADOR

EVA GARCÍA
19/05/2017

Estoy aquí porque soy un activista» y porque hay que hacer «lo que sea para recuperar el espacio de la cultura, siempre maltrecha». Así de contundente se manifestó el cineasta y embajador de Ecozine, Pere Portabella, que asistió ayer en el Teatro Principal a la gala de entrega de premios del festival (estaba previsto que asistiera a la inauguración pero fue baja de última hora).

El realizador señaló que nunca «ha separado su labor de cineasta, artísta y político, porque la política es donde una comunidad se mueve» y, en este sentido, afirmó que ahora «la tienen secuestrada las instituciones». Portabella, que produce el filme In the same boat, de Rudy Gnutt, que se ha visto en Ecozine, insistió en que «nadie es nadie sin los demás», por eso, pidió «un país decente, donde no haya desigualdad». En ese momento, aseguró que el festival zaragozano es «una forma de compartir» y para «vivir hay que compartirlo todo», momento en el que recordó su lucha por el agua con Pedro Arrojo.

También hubo momentos para reivindicar un cambio, que tiene que venir «de la gente» y, sobre todo, para «volver a recuperar el sentido de las palabras», apostando por la empatía, el compartir y la democracia, porque «Trump está ahí para desprestigiarla».

BALANCE POSITIVO / Aunque quedan cuatro días de programación, el balance es de «clamoroso éxito», reconocieron tanto Pedro Piñeiro, director de Ecozine, como Fernando Riváres, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza. En él han partipado (hasta el miércoles), más de 6.000 personas en los 15 escenarios, «hemos recibido a unos 60 invitados» y asistido unos 1.700 jóvenes de 20 centros para «ver cortos y reflexionar sobre cine, consumo y reciclaje».

En cuanto a los trabajos ganadores, el premio al mejor documental largo nacional fue para Muros, de Pablo Iraburu y Migueltxo Molina, un trabajo que habla sobre personas separadas por paredes. El mejor largo internacional fue para El remolino (México), de Laura Herrero. Frontera invisible (Bélgica), de Niolás Richat y Nico Muzi fue elegido mejor corto documental; L’Folie (España), de Ricard López, mejor corto de animación; Ants Apartment (Irán), de Tofigh Amani, mejor corto de ficción; y Benu (Alemania), de Dominik Schön, Steffen Oberle y Enzio Probst, Premio del Público Joven. El Premio Ecozine de este año fue para Red de Agua Pública, que recogieron Mirian Planas, Enrique Gracia y Gonzalo Marín.